Entradas

¿Síndrome postvacacional?

Imagen
Publicado por Domingo Descanso para Crónicas de Villatortas del Sordete.es

Tras las vacaciones nos toca reincorporarnos a la rutina de nuestro trabajo. Hay quien etiqueta a la readaptación a los horarios de trabajo  como de depresión o síndrome postvacacional, aunque yo diría que más bien habría que hablar de un problema de capacidad de adaptación y que afecta de forma diferente a cada persona en la medida de la satisfacción personal que cada uno tiene en su puesto de trabajo.    En esa readaptación me encuentro yo en estos días.  Después de una semana preparando la mudanza a un nuevo piso, ahora toca dejar de trasnochar y de levantarse a las tantas para comer a la hora que me apetezca. No queda más remedio que acostumbrarse de nuevo al horario de trabajo, aunque de momento llegues en plan sonámbulo hasta tu silla en la oficina y después te pongas en plan cerebro de besugo mirando a la pantalla durante unos minutos hasta que el inconsciente, que está bien inconsciente se despierte,  dec…

Un día de playa cualquiera (I)

Imagen
Publicado por Domingo Descanso para Crónicas de Villatortas del Sordete.es


Cada verano, como viene siendo habitual, las redes sociales se llenan de la clásica foto "pinreles con mar de fondo".
¿Con que finalidad? Está claro, con la de anunciar al resto de parientes, vecinos y demás especímenes mirones que se pasean por sus muros, que han iniciado sus ansiadas vacaciones. Y a ti que ves esas fotos se te cae la baba de envidia. Pero no nos engañemos, tras esas fotos la historia puede ser muy distinta según el lugar escogido para tus vacaciones.


 Hoy os traigo un pintoresco ejemplo de lo que puede ser un día cualquiera en la playa según el lugar de vacaciones.

 Vacaciones en localidad costera masificada del tipo estás más agobiado que un murciano en una piscina de Pekín.   Después de haber abandonado la colmena vas y te metes en un enjambre por aquello de no perder la costumbre. Y como comprenderás, un día en la playa en un lugar así es como iniciar la conquista diaria en un campo d…

Gerry Anderson & Sylvia Anderson

Imagen
Gerald Alexander Abrahams, más conocido como Gerry Anderson,  no tuvo  éxito el cine; apenas una película Crossrads to Crime (1960), donde alcanzó su fama fue en la televisión. Nació el 14 de abril de 1829 en Kilburn, al norte de Londres. Se hizo famoso con series en su mayoría protagonizadas por marionetas, salvo alguna como Espacio 1999, todas de corte futurista y orientadas al público infantil.
 Para dar vida a sus famosas marionetas utilizaba un sistema al que denominó Supermarionation, mediante el cual éstas estaban suspendidas y controladas por alambres delgados, además estaban dotadas de movimiento facial lo que las hacía más realistas aún. 

     No podemos hablar de la mayoría de estas series sin tener en cuenta a la segunda esposa de Gerry Anderson, Sylvia Anderson (Sylvia Thamm), coautora, coproductora de todas ellas llegando incluso a inspirar y prestar su voz a uno de los más emblemáticos personajes de Los Tunderbirds, Lady Penélope. Precisamente, Sylvia Anderson llegó a par…

Me está mirando XI

Imagen
Hacía frío, era una mañana gris acuosa, como el ánimo de todos los que estaban reunidos allí en el cementerio. La familia del agente García lloraba sin desconsuelo. María,su viuda, se enjugaba las lágrimas en un pañuelo blanco arropada por su suegra y sus hijas que lloraban desconsoladamente. El sacerdote inició un breve responso, el inspector Smith parecía ausente. Estaba pensando que si él hubiera hecho caso de aquella llamada quizás García estaría vivo. El sargento Peterson pareció haberle leído el pensamiento.
-No te tortures más-Le dijo mientras le daba una suave palmada en el hombro. Desde que García efectuó la llamada hasta su muerte solo transcurrieron un par de minutos. Lo sabes, no hubieras podido evitarlo.
Smith asintió pero no pudo articular respuesta. Llevaba la mano vendada y aún le dolía. Pero más le dolía el alma al contemplar a la familia de su amigo rota por el dolor. Se juró que encontraría al culpable fuera como fuese. Apretó los dientes y tomó la bandera que cubr…

Me está mirando XI

Imagen
Empezó a sentir que los ojos se le cerraban, apenas podía mantener la mirada en la pantalla del ordenador, aquella luz parpadeante empezaba a molestarle. Smith se frotó los ojos y se puso de nuevo a revisar el caso de Martin. Nada, no encontraba nada. Se fue hacia la puerta de la calle a fumarse un pitillo y refrescar su mente. Exhaló todo el humo de sus pulmones y miró al infinito como buscando una respuesta. Volvió a la oficina, el sargento Petterson le ofreció un café.
-Tome inspector, esto le ayudará a mantenerse despierto. -Gracias Pett-contestó.  Sonrió y se bebió de un solo trago el café. Luego miró su despacho con desgana y se dirigió lentamente hasta la puerta. De improviso recibió una llamada; era García. Estaba desesperado. -¡Inspector, sáqueme de aquí por favor se lo suplico!-gritó desesperadamente. Notó el tono desesperado de García, pensó que algo iba mal, pero recordó que Anderson le había informado que MacFarlane le estaba suministrando Trazodona para conciliar el sueño y e…

Me está mirando X

Imagen
El inspector Smith decidió tirar de hemeroteca a fin de averiguar algo más sobre el incendio del hospital psiquiátrico. Después de casi dos horas mirando la pantalla del ordenador solo logró un  fuerte dolor de cabeza. Nada, apenas unas pocas notas, pero nada interesante. Decepcionado salió de la biblioteca pública y se encaminó a la farmacia de la esquina en busca de un remedio para el fuerte dolor de cabeza. Al salir de la farmacia, el móvil empezó a vibrar anunciando un mensaje: era Anderson citándole en la cafetería de Harry, su cuñado.
Miró el reloj, aún faltaban diez minutos, se tomó una pastilla para el dolor de cabeza y un poco de café mientras leía las noticias deportivas del día. Volvió a mirar el reloj con impaciencia, los minutos parecían pasar muy despacio ¿Qué sería aquello qué había descubierto Anderson? Pidió otro café y un croissant. A los pocos minutos apareció Anderson,
-Hola jefe-saludó. Tras pedir otro café le entregó una carpeta.
-¿Qué es?-preguntó el inspect…

Me está mirando IX

Imagen
Le tocaba hacer guardia esa noche, aunque hubiera preferido quedarse en su casa tirada en el sofá viendo su programa musical favorito. Mac Farlane estaba medio adormilada en su mesa delante de la pantalla del ordenador. Gertrud, la enfermera de guardia, se acercó para llevarle un café caliente. Al depositar la taza sobre la mesa un ruido extraño llamó su atención y la de Mac Farlane que dio un respingo.
-Gertrud, acércate a ver qué pasa-dijo bostezando con cara de fastidio. -Parece que la doctora Svenson está aún en su consulta-contestó Gertrud.
-No digas tonterías, la doctora se fue hace más de una hora, anda vete a ver qué pasa.
Respiró hondo y se dirigió hacia el despacho de la doctora Svenson, por un momento creyó oír la risa de un hombre, pero las luces del despacho estaban apagadas. Abrió la puerta y encendió la luz, no había nadie. Se sobresaltó cuando de repente una ráfaga de aire hizo que se movieran las cortinas las cortinas y los papeles que habían sobre la mesa volaran cayendo…