Las sibilas

Imagen
¿QUIENES FUERON LAS SIBILAS?


Las sibilas fueron mujeres que según la mitología griega, y también la romana tenían poderes proféticos inspirados por el dios Apolo.
   Se dice que vivían en grutas o cerca de las corrientes de agua, y que formulaban sus profecías en estado de trance. Por lo general, lo hacían en hexámetros griegos que se transmitían por escrito.


¿Cuantas sibilas se conocen?


   Los primeros escritores griegos solo mencionan a una sibila, probablemente la eritrea Heterófila a la que se le atribuye la predicción de la guerra de Troya. Más adelante, el número de sibilas aumentó hasta diez
Sibila de SamosSibila HeterófilaSibila de CumasSibila  libiaSibila tiburtinaSibila délficaSibila cimeriaSibila frigiaSibila babilónica o persaSibila de Helesponto¿Cuál es la sibila más importante?



    La más importante de todas en la mitología romana era la  sibila de Cumas, conocida también como Deifoba. Esta sibila fue citada por primera vez en el tratado "De mirabilibus auscultationibu…

Roscas fritas

Roscas fritas
Desde mi rincón te cuento
  

Ingredientes:

- 6 huevos.
- 1 vaso de 250 cc de zumo de naranja.
- 1 vaso  de igual medida de aceite de oliva o de girasol.
- 2 vasos de azúcar.
- 2 sobres de levadura.
- 1 copita de anís.
- ralladura de un limón.
- Harina la que admita la masa, importante que la masa no quede apelmazada.
Para envolver las roscas pondremos en un plato bastante azúcar que mezclaremos con un poquito de canela.

Elaboración:
      En un bol grande (bastante grande a ser posible) batimos las claras a punto de nieve, luego incorporamos las yemas. Lo batimos bien y seguidamente incorporamos la ralladura de limón, la copita de anís, el zumo de naranja y lo mezclamos todo bien. A continuación, añadiremos el azúcar y lo removeremos bien para que quede bien disuelto. Seguidamente, iremos incorporando los dos sobres de levadura y la harina que la iremos incorporando poco a poco, sin dejar de remover hasta obtener una masa que no se pegue en las manos. Es importante trabajar bien la masa, eso sí no conviene añadir demasiada harina, es importante que nos quede esponjosa, pero no pegajosa.
   Una vez que tenemos la masa hecha, la dejamos que repose tapada con un paño algo humedecido, esto es para que no se reseque, durante un tiempo de cuatro horas aproximadamente, pues cuánto más tiempo repose más hermosas nos saldrán las roscas.
    Para dar forma a las roscas haremos un cilindro con un trozo de masa y luego lo cerraremos dándole la forma apropiada. 
      En una sartén grande, echaremos abundante aceite de oliva o si se quiere de girasol, y lo ponemos a calentar a fuego medio y en el aceite colocamos la peladura de un limón, y cuando esta se ponga negra, la sacamos y empezamos a freír las roscas. Cuando se vayan dorando las sacaremos y las envolveremos con la mezcla de azúcar y canela. A degustarlas  y buen provecho. 






Comentarios

  1. Este tipo de dulce no me gusta, aunque me copio la receta para hacerla en casa. Hay un goloso que seguro se las zampará todas :)

    Y un olé por la cocinera, seguro que te van a durar poco, poco.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Ya se han acabado, jajaja. La receta es de mi madre,por supuesto que a ella le salían mucho mejor.
    Seguro que sí, que se las come todas jajaja. Pero tú prueba alguna con el cafelito de las mañanas que están estupendas.

    ResponderEliminar
  3. Eso sí echa bastante aceite, que sí no se queman. Con esas medidas salen muuuchas roscas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

¡Me está mirando! (I)

Gerry Anderson & Sylvia Anderson