¿Síndrome postvacacional?

Imagen
Publicado por Domingo Descanso para Crónicas de Villatortas del Sordete.es

Tras las vacaciones nos toca reincorporarnos a la rutina de nuestro trabajo. Hay quien etiqueta a la readaptación a los horarios de trabajo  como de depresión o síndrome postvacacional, aunque yo diría que más bien habría que hablar de un problema de capacidad de adaptación y que afecta de forma diferente a cada persona en la medida de la satisfacción personal que cada uno tiene en su puesto de trabajo.    En esa readaptación me encuentro yo en estos días.  Después de una semana preparando la mudanza a un nuevo piso, ahora toca dejar de trasnochar y de levantarse a las tantas para comer a la hora que me apetezca. No queda más remedio que acostumbrarse de nuevo al horario de trabajo, aunque de momento llegues en plan sonámbulo hasta tu silla en la oficina y después te pongas en plan cerebro de besugo mirando a la pantalla durante unos minutos hasta que el inconsciente, que está bien inconsciente se despierte,  dec…

Jamón de York al paté con espárragos


   Dependiendo de los comensales, haremos mayor o menor cantidad. Necesitaremos varias lonchas de Jamón York, paté o foie-gras(lo mismo da, uno que otro) y un poquito de nuez moscada(debe echarse muy poquito). Y luego haremos la bechamel para cubrirlo todo.
   Es una receta sencillísima de hacer. Cogemos las lonchas de Jamón York y las pasamos un pelin a la plancha ( hay quien las deja tal cual, lo dejo al gusto) luego se unta con el paté o foie-gras por un lado solamente y se coloca en en ese lado un espárrago blanco y lo enrollamos. Para que no se nos abra podemos utilizar unos palillos en los extremos. Un dato importante a tener en cuenta es que tenemos que escurrir bien los espárragos para que al gratinarlo en el horno no suelte demasiada agua.
  A continuación lo colocaremos en una bandeja para hornear y lo cubriremos con la bechamel. Luego se espolvorea con un poquito de nuez moscada y lo introducimos en el horno, solo para gratinar. Cuando lo hayamos gratinado ya estará listo.
  Para hacer la salsa bechamel, precisaremos los siguientes ingredientes:
- 100 grs de harina
-100 grs de mantequilla
-1 litro de leche caliente
-sal
- pimienta (opcional)
    En caso de que seáis pocos comensales calculáis la mitad de todo, y así no tenéis demasiada salsa bechamel.
   Poned un recipiente al fuego suave con mantequilla o margarina ( lo que tengáis, con la margarina también sale deliciosa), y cuando esté derretida, añadid la harina y mezclad bien para que no queden grumos ( no asustarse si quedan algunos con la leche desaparecerán). A continuación, ve incorporando la leche caliente poco a poco sin dejar de remover. Una vez que hemos añadido la leche, lo dejamos a fuego lento unos quince o veinte minutos para que cueza, teniendo cuidado de que no se pegue. Salpimentad. 
   Nota importante a tener en cuenta: si hacemos la bechamel en un recipiente de aluminio la bechamel tomará color si utilizamos varilla metálica para remover. Bien pues buen provecho.



Comentarios

  1. Viene bien ahora para las fechas que estamos, la probaré...

    ResponderEliminar
  2. Pues sí además son ideales para estas fechas. Yo la pienso hacer en esta semana. A mi me gusta mucho. Y además en el caso de que no tengas nuez moscada, si no la hechas no pasa nada.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

El chiste de la pirámide y la guardia civil

Me está mirando IX