Entradas

Mostrando entradas de diciembre 4, 2011

Soñando mariposas

Imagen
Hace tiempo que rompí con la inspiración, discutimos  acaloradamente, dio un portazo y me abandonó. Cariacontecido y melancólico yo me sumí en un eterno letargo. Pero hoy algo sucedió, me quedé parado de repente extasiado mirando el amanecer teñido de colores ocres fantasía de una ciudad acariciada por el sol. De repente miles de mariposas revoloteaban a mi alrededor y jugueteando traviesas con sus alas me acariciaban el corazón.
Aspiré la brisa olor a azahar  y en el cielo surcando el horizonte en globo un  delfín y un elefante me saludaron los dos. Las nubes de algodón de azúcar bailaban alegres haciendo un corro alrededor del sol. 
Al despertarme de este hermoso sueño miré mi escritorio, en él dormían unos folios escritos en verso y un dibujo de un delfín y un elefante blanco en globo y miles de mariposas bailando a su alrededor.

El proceso a un ángel. El juicio.

Imagen
Acaba de entrar a la Sala de Juicios el Alto Tribunal Celestial, que presidirá el Árcangel San Miguel. Esta vez no formará parte del Tribunal San Gabriel, por ser mi inmediato superior. Su puesto lo ocupará Uriel. Raguel me acaba de hacer una señal para que pase a la Sala, yo estoy resignado a aceptar mi destino.
     Gabriel me ha aconsejado que admita mi culpa y sea sincero con el tribunal, y cuente todo tal y como sucedió.

   ¡Yamabel, póngase en pie!    ¡Aquí ante este ilustre y altísimo tribunal me presento para responder de mis actos!    Yamabel, tranquilo de momento le toca exponer los hechos de tu falta al Árcangel Raguel supervisor de las normas de todas las entidades celestes.    Raguel acaba de sacar un dossier que contiene mi historial, antes de empezar me ha deseado la mejor de las suertes, en el fondo me aprecia; no obstante, él en su día me ofreció ser su Secretario, pero Gabriel ya me había puesto entre sus filas.    ¡ Señorías estamos aquí para juzgar el incumplimiento de…

El proceso a un ángel

Imagen
Yo Yamabel, ángel custodio, me encuentro aquí, ante la puerta de la sala en la que dentro de unos instantes seré juzgado. Jamás tuve ninguna falta grave en todos estos años, siempre cumplí con mis obligaciones de protección y custodia de cuantos seres humanos me encomendaron, siempre.......hasta que la conocí a ella. Desde entonces, ya no sé quién soy realmente, me encuentro como en un torbellino de emociones inexplicable para mí, no sé qué pudo pasar para que me enamorara de esta forma. Sí, por si no lo sabíais los ángeles también nos enamoramos. Yo jamás pensé que eso me iba a pasar a mí. Precisamente a mí, que estaba a punto de ser ascendido por mi jefe el arcángel Gabriel.....había depositado tanta confianza en mí, que me duele el haberle fallado.     Había oído que algunos habían sido desterrados a vivir como simples mortales por haberse enamorado, de la misma manera que había oído de otros fueron expulsados por rebelarse contra la autoridad divina. Pero jamás pensé que algo así m…

El pianista V.

Imagen
Las nueve, el sol luce en una mañana espléndida de primavera en la que el campo muestra su belleza, dando lugar a una sinfonía bellísima compuesta por colores y olores. Marcos se levanta y se asoma a la ventana del hotel dónde está hospedado y contempla con admiración el paisaje tan armonioso que tiene ante sus ojos, aspira el aroma de las flores y percibe una sensación de paz en su interior que no había tenido nunca. Lo que daría por contemplar cada mañana esa visión y sentir esa sensación de paz y plenitud. Mira el reloj, y recuerda que ha quedado a las diez y media en el hall del hotel con Silvia para ir al Registro, así que se aleja por un momento de su nirvana particular y se pone en marcha para asearse y vestirse. Mientras desayuna se dedica a leer el periódico local, y de paso repasa las notas que la noche anterior le había proporcionado Roberto.     Silvia acaba de llegar al hotel en el que se hospeda Marcos, quién aparece apresurado con sus notas que casi deja caer al tr…