¿Síndrome postvacacional?

Imagen
Publicado por Domingo Descanso para Crónicas de Villatortas del Sordete.es

Tras las vacaciones nos toca reincorporarnos a la rutina de nuestro trabajo. Hay quien etiqueta a la readaptación a los horarios de trabajo  como de depresión o síndrome postvacacional, aunque yo diría que más bien habría que hablar de un problema de capacidad de adaptación y que afecta de forma diferente a cada persona en la medida de la satisfacción personal que cada uno tiene en su puesto de trabajo.    En esa readaptación me encuentro yo en estos días.  Después de una semana preparando la mudanza a un nuevo piso, ahora toca dejar de trasnochar y de levantarse a las tantas para comer a la hora que me apetezca. No queda más remedio que acostumbrarse de nuevo al horario de trabajo, aunque de momento llegues en plan sonámbulo hasta tu silla en la oficina y después te pongas en plan cerebro de besugo mirando a la pantalla durante unos minutos hasta que el inconsciente, que está bien inconsciente se despierte,  dec…

Bizcocho casero

© Todos los derechos registrados: 1612060057499

Ingredientes:
-6 huevos.
-4 vasitos de azúcar (la medida de un vasito de  yogurt).
-2 vasitos de leche.
-2 paquetes de levadurina.
-2 vasitos de aceite de oliva o de girasol.
- 6 vasitos de harina.
- ralladura de un limón.

Elaboración:
  Se enciende el horno para tenerlo caliente.
  Se baten las claras de huevo a punto de nieve, y a continuación incorporamos las yemas que mezclaremos bien. Una vez que hemos batido los huevos iremos incorporando, la ralladura de limón, luego las medidas de aceite, leche y azúcar y lo removemos todo bien.
  A continuación, añadiremos poco a poco el harina y la levadurina batiéndolo todo bien de manera que no queden grumos. Una vez que lo tenemos todo batido,untaremos muy ligeramente el molde dónde vayamos a hacer el bizcocho con margarina o mantequilla, hay quien lo espolvorea con harina. Vertemos la mezcla en el molde y lo colocamos en el horno en la rejilla del medio a unos 160º o 170º así hasta que se dore bien ( 50 minutos o quizás más aproximadamente)
¡Ojo no abrir el horno mientras sube el bizcocho!
 Para saber si el bizcocho está a punto, pinchar con una varilla y si ésta sale limpia entonces está listo. Pero no pinchéis si aún no está doradito porque entonces se bajará enseguida.

© Todos los derechos registrados. Código de registro: 1612060057499. Incluida la imagen.

Comentarios

  1. Yo también soy muy bizcochera, un truco para saber si está también es ver si se despega de las paredes del molde. Cuando comience a despegarse es que ya está.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que como los bizcochos que hace una en su casa no hay nada. Ese truco no lo sabía, yo sabía el de la varilla. Pero claro tienes el inconveniente que si eres demasiado impaciente y pinchas antes de tiempo la pifias pues se te baja, pero se suele notar por el olor y el color del bizcocho.Eso sí hay que tener muy presente que el horno no lo pongamos demasiado fuerte pues si no se pone dorado por fuera y luego está crudo por dentro y entonces se te estropea del todo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

El chiste de la pirámide y la guardia civil

Me está mirando IX