Las sibilas

Imagen
¿QUIENES FUERON LAS SIBILAS?


Las sibilas fueron mujeres que según la mitología griega, y también la romana tenían poderes proféticos inspirados por el dios Apolo.
   Se dice que vivían en grutas o cerca de las corrientes de agua, y que formulaban sus profecías en estado de trance. Por lo general, lo hacían en hexámetros griegos que se transmitían por escrito.


¿Cuantas sibilas se conocen?


   Los primeros escritores griegos solo mencionan a una sibila, probablemente la eritrea Heterófila a la que se le atribuye la predicción de la guerra de Troya. Más adelante, el número de sibilas aumentó hasta diez
Sibila de SamosSibila HeterófilaSibila de CumasSibila  libiaSibila tiburtinaSibila délficaSibila cimeriaSibila frigiaSibila babilónica o persaSibila de Helesponto¿Cuál es la sibila más importante?



    La más importante de todas en la mitología romana era la  sibila de Cumas, conocida también como Deifoba. Esta sibila fue citada por primera vez en el tratado "De mirabilibus auscultationibu…

Déjà vu



  Esa mañana había amanecido con algo de niebla, Lidia y Germán iban camino al hospital en el que trabajaban como Auxiliares Técnicos Sanitarios, por la radio oían las bromas del programa de Lévantate y Cárdenas. Al coger el desvío para incorporarse a la autovía del Mediterráneo vieron a un coche oscuro hacer un extraño y dar varias vueltas de campana. Horrorizados pararon el coche y colocaron los triángulos de señalización, y mientras Germán llamaba a la ambulancia Lidia cogía el botín de emergencia para atender a los posibles heridos.

   Sólo había un hombre de unos cuarenta años que al parecer había sufrido varios cortes, pero nada grave.
-¡Ayúdame! le gritó el hombre. Lidia le calmó diciéndole que no se preocupase que estaba en buenas manos. Procedió cuidadosamente a curar las heridas y vio que la de la pierna tenía mal aspecto, estaba a la altura de la vena femoral, así que decidió practicarle un torniquete, pero cuando estaba haciéndolo, oyó el ruido de armas y el batir de sables, pero....¡Cómo diablos! Levantó la vista y vio mucho humo, la carretera había desaparecido y un hombre tendido en el campo de batalla le gritaba ¡Ayúdame! A lo lejos se divisaba una batalla encarnizada entre hombres vestidos de uniformes, eran....casacas napoleónicas, y el hombre que le solicitaba ayuda llevaba un uniforme de granadero español. Estaba herido en la pierna a la altura de la femoral y cuando se disponía a curarle, oyó un cañonazo. Giró la cabeza y contempló con cierta angustia como caían muchos hombres, la batalla se hacía cada vez más cruenta, ella se afanaba por hacer un torniquete lo más rápido posible. Un mando del ejército español se acercó y le preguntó que como iba el herido y si estaba en condiciones de volver al campo de batalla. Al instante se oyó otra explosión y todo se nubló, había mucho polvo y no le dejaba ver nada, sintió como un líquido frió por su cara. Había empezado a lloviznar, el humo le impedía respirar en condiciones y sentía algo de escozor en la vista. Se frotó los ojos y el humo había desaparecido y su compañero la llamaba avisándola que la ambulancia ya estaba cerca, ella miró al herido y creyó reconocer al hombre que estaba allí tirado sobre el asfalto.
-No sé su cara me resulta familiar, ¿nos conocemos? 
-No sabría decirle- le respondió ella algo aturdida por lo sucedido. 
  Cómo iba a explicarle la visión que acababa de tener, era como si esa situación ya la hubiera vivido pero en otro lugar y en otro tiempo. Al llegar la ambulancia, el médico les felicitó por su trabajo y aquel hombre se despidió de ella. Germán le preguntó a Lidia que de qué lo conocía y ella le contó lo sucedido. Germán le dijo que esa situación le llamaban un déjà vu.

Comentarios

  1. Un déjà vu a dos, porque a ambos le sonaba su cara. Quizá el recuerdo de un momento vivido anteriormente? o también puede que un bucle del tiempo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

Me está mirando IX

¡Me está mirando! (I)