¿Síndrome postvacacional?

Imagen
Publicado por Domingo Descanso para Crónicas de Villatortas del Sordete.es

Tras las vacaciones nos toca reincorporarnos a la rutina de nuestro trabajo. Hay quien etiqueta a la readaptación a los horarios de trabajo  como de depresión o síndrome postvacacional, aunque yo diría que más bien habría que hablar de un problema de capacidad de adaptación y que afecta de forma diferente a cada persona en la medida de la satisfacción personal que cada uno tiene en su puesto de trabajo.    En esa readaptación me encuentro yo en estos días.  Después de una semana preparando la mudanza a un nuevo piso, ahora toca dejar de trasnochar y de levantarse a las tantas para comer a la hora que me apetezca. No queda más remedio que acostumbrarse de nuevo al horario de trabajo, aunque de momento llegues en plan sonámbulo hasta tu silla en la oficina y después te pongas en plan cerebro de besugo mirando a la pantalla durante unos minutos hasta que el inconsciente, que está bien inconsciente se despierte,  dec…

DOÑA MENTIRA Y DOÑA VERDAD

  Doña Verdad es sencilla, directa y sin artificios, no necesita ropajes que la adornen pues ella se muestra tal cual es con toda naturalidad. Todos se cruzan con ella, más son muy pocos los que la aceptan. Doña Verdad te mira a los ojos y te habla con franqueza, aunque sea aquello que no quieres escuchar, porque sí amigo/a, porque a veces la verdad duele, por ser eso..... la pura verdad. Pero a ella nadie la mira, y se muestra tal como es ante los ojos de la gente, que se desvían de su camino para eludirla por que a Doña Verdad nadie la hace caso, nadie la cree.Ella no necesita maquillaje, ni disfraz, pues no tiene nada que ocultar.
  Al otro lado de la calle se pasea Doña Mentira, lozana, aduladora y coqueta. Se viste a la última moda, le gusta la sofisticación y el lujo. Se adorna con bellas vestiduras que a todos deslumbra con su fastuosidad. Te susurra bellas palabras al oído, te dice todo aquello que quieres escuchar, lo que en tu más íntimo anhelo deseas para seducirte en su falsedad. Ella no conoce límites, y embriaga a todos los que la escuchan y rinde a sus pies desde el más viejo al más pequeño, desde mendigos a reyes, desde comerciantes a banqueros, desde necios a eruditos, todos sin excepción caen en las redes de su falsedad.
 Si alguna vez Doña Mentira se cruza contigo, ten a buen seguro que te llamará y desplegará de forma sutil todas sus armas para en sus redes poderte atrapar.

Comentarios

  1. Vaya cambio de look!! Por un momento creía que me había equivocado XD! Te ha quedado muy chulo.

    Pues si, la mentira y los que la usan siempre se hacen más atractivos a nuestros ojos que la pura y dura verdad. Aún así, prefiero los sinsabores de la verdad que las lisonjas de la mentira.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste el cambio, es que el anterior ya estaba muy visto XD
      Pues estoy totalmente de acuerdo contigo, es preferible la verdad por muy dolorosa o dura que esta sea, al menos sabes a que atenerte.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

El chiste de la pirámide y la guardia civil

Me está mirando IX