El viaje de un pequeño gorrión.

Imagen
Ven a la ciudad me dijeron, allí la vida es mucho más alegre. La ciudad está llena de vida, de colores inimaginables. En los parques,los niños corren alegremente y dan de comer a las aves que habitan en ellos.      Mi tío Renato, un gorrión presumido y altanero, que se jactaba de vivir cómodamente en la ciudad, hablaba de mil y una aventuras. De como al anochecer la ciudad se vestía de luces de todos los colores, de los deliciosos manjares que  había degustado, de la música, de tantas cosas bellas que ardía en deseos de conocer, y no lo dudé ni un segundo.    Después de discutirlo durante mucho tiempo con mis mayores, tomé la firme decisión de emprender el viaje al paraíso..... o al menos, eso creí yo.      Antes de llegar al destino soñado, pasé por algunos pueblos en los que conocí a otros gorriones jóvenes como yo.Y fue así como conocí a mis tres compañeros de viaje.
 Al igual que yo habían oído hablar de las maravillas de la gran ciudad. Así que proseguimos el viaje juntos.
      Despu…

Decoración sencilla de una cajita de madera

  Como no tenía nada mejor que hacer, me dije pues mira voy a decorar una caja de madera. Así que me compré unas cajitas de madera, muy coquetas que venden sin decorar, tal como estas de la imagen superior.
 Bien, para la decoración de una de estas cajitas, he utilizado un bote de tempera de color negro y una cajita de mosaico de color nacarado.
  
  Cogemos la cajita y trazamos un cuadrado. Y con la dremel o un objeto punzante hacemos una señal. A continuación se lija bien para rebajar el interior del cuadrado que hemos trazado hasta tener la profundidad deseada. Como el mosaico es muy fino, no hace falta mucho.



  Una vez que la hemos lijado bien, procedemos a dar una mano de pintura con la tempera de color negro, lo dejamos secar y le aplicamos una segunda mano para que tome el color deseado.


  Una vez que se haya secado, procedemos a pegar el mosaico con pegamento de contacto. 

  Iremos pegándolas una a una. Aquí podéis colocar los mosaicos jugando con las diferentes tonalidades  para darle mayor atractivo a vuestra cajita.

    Por último, aplicarle un barniz transparente y brillante o una laca para darle brillo a nuestra cajita.






Comentarios

  1. Uy...huelo mono de barco, se echan de menos los barnices, la lija y demás? verdad? ;)

    Te ha quedado muy chula, yo tuve una época que me dio por decorar cajitas, ahora tengo la casa llena de cajitas, así que lo mismo me pongo y hago un barco ;P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto es menos trabajoso que lo del barco, aún me quedan dos cajitas por decorar. Lo del barco no te lo recomiendo, te dejas la vista y se necesita mucha paciencia y muuuchas horas. Eso y además si las instrucciones están muy poco claras o apenas te viene nada tendrás que investigar por tu cuenta que clase de piezas son y a dónde demonios tienes que ponerla..

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

Me está mirando IX

¡Me está mirando! (I)