Soñando mariposas

Imagen
Hace tiempo que rompí con la inspiración, discutimos  acaloradamente, dio un portazo y me abandonó. Cariacontecido y melancólico yo me sumí en un eterno letargo. Pero hoy algo sucedió, me quedé parado de repente extasiado mirando el amanecer teñido de colores ocres fantasía de una ciudad acariciada por el sol. De repente miles de mariposas revoloteaban a mi alrededor y jugueteando traviesas con sus alas me acariciaban el corazón.
Aspiré la brisa olor a azahar  y en el cielo surcando el horizonte en globo un  delfín y un elefante me saludaron los dos. Las nubes de algodón de azúcar bailaban alegres haciendo un corro alrededor del sol. 
Al despertarme de este hermoso sueño miré mi escritorio, en él dormían unos folios escritos en verso y un dibujo de un delfín y un elefante blanco en globo y miles de mariposas bailando a su alrededor.

Hay quien...

Hay quien vive de lamentarse constantemente, porque   olvidó el concepto de superación.
Hay quien basa su vida en la mentira y el engaño, porque deprecia el concepto de sinceridad.
Hay quien desprecia a sus semejantes, porque reniega del significado de amistad, amor y fraternidad.
Hay quien exige constantemente aquello que no es capaz de dar, pues no entiende el valor de la gratitud y la reciprocidad.
Hay quien solo cultiva su ego, porque desprecia la existencia de la humildad y el desapego.
Hay quien reprocha continuamente falta de afecto y cariño, cuando no es capaz de dar una mínima muestra de aquello que demanda, porque se olvidó que esos conceptos han de corresponderse en igual medida....

Comentarios

  1. Y hay quienes viven en otros mundos y no se enteran de nada. Por más que intentes explicarle esto a alguien que no quiere ver, nunca se va a enterar, por lo tanto es mejor pasar de esos quienes y vivir tu vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran verdad dices, ese no se me había ocurrido a mi..Es lo mejor desde luego, como dice el anuncio...si te aburren mándalos a tomar....y diviértete.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

¡Me está mirando! (I)

¡Me está mirando! (II)