Entradas

Mostrando entradas de enero 29, 2012

El viaje de un pequeño gorrión.

Imagen
Ven a la ciudad me dijeron, allí la vida es mucho más alegre. La ciudad está llena de vida, de colores inimaginables. En los parques,los niños corren alegremente y dan de comer a las aves que habitan en ellos.      Mi tío Renato, un gorrión presumido y altanero, que se jactaba de vivir cómodamente en la ciudad, hablaba de mil y una aventuras. De como al anochecer la ciudad se vestía de luces de todos los colores, de los deliciosos manjares que  había degustado, de la música, de tantas cosas bellas que ardía en deseos de conocer, y no lo dudé ni un segundo.    Después de discutirlo durante mucho tiempo con mis mayores, tomé la firme decisión de emprender el viaje al paraíso..... o al menos, eso creí yo.      Antes de llegar al destino soñado, pasé por algunos pueblos en los que conocí a otros gorriones jóvenes como yo.Y fue así como conocí a mis tres compañeros de viaje.
 Al igual que yo habían oído hablar de las maravillas de la gran ciudad. Así que proseguimos el viaje juntos.
      Despu…

La dama del lago

Imagen
Había mucha niebla ese día, y los perros estaban nerviosos, no obstante la princesa Ariadna había decidido que se celebrara el día de montería proyectado. La princesa era una joven hermosísima, pero todo lo que tenía de hermosa lo tenía de cruel y despiadada. Ese día habían convocado a muchos nobles, príncipes y caballeros, todos ansiosos por conquistar el corazón de la princesa. Entre los invitados estaban el príncipe Armando y uno de sus mejores caballeros Sir Thomas,  cuya valentía ya había sido probado en algunas batallas a pesar de su juventud. La montería estaba a punto de comenzar, todo estaba preparado, el terreno a batir pertenecía a las tierras del rey Osvaldo rica en caza, el único inconveniente era  atravesar las tierras del Lago de la Tristeza, dónde según cuentan habitaba la dama del lago. Nadie osaba adentrarse en ese bosque, se contaban historias de que todo aquél que se adentraba en las tierras, y miraba a los ojos de la dama quedaba hechizado y volvía de nuevo al bos…