Entradas

Mostrando entradas de febrero 19, 2012

Soñando mariposas

Imagen
Hace tiempo que rompí con la inspiración, discutimos  acaloradamente, dio un portazo y me abandonó. Cariacontecido y melancólico yo me sumí en un eterno letargo. Pero hoy algo sucedió, me quedé parado de repente extasiado mirando el amanecer teñido de colores ocres fantasía de una ciudad acariciada por el sol. De repente miles de mariposas revoloteaban a mi alrededor y jugueteando traviesas con sus alas me acariciaban el corazón.
Aspiré la brisa olor a azahar  y en el cielo surcando el horizonte en globo un  delfín y un elefante me saludaron los dos. Las nubes de algodón de azúcar bailaban alegres haciendo un corro alrededor del sol. 
Al despertarme de este hermoso sueño miré mi escritorio, en él dormían unos folios escritos en verso y un dibujo de un delfín y un elefante blanco en globo y miles de mariposas bailando a su alrededor.

Chiste del animal raro

Imagen
Esto es un hombre que no sabe qué regalarle a su mujer,  y esta que tiene ganas de vengarse de su marido por el último regalo que le hizo va y le dice: -Pepe para el día de mi cumpleaños quiero un animal raro que no se haya visto jamás y si no es así no vuelvas. -¿Y dónde quieres que lo encuentre? desde luego se te ocurre cada cosa hija.  Pepe va a la tienda de animales más cercana a su casa y hablando con el chico que lleva la tienda le comenta su caso. - Bueno animales raros ahora mismo, mira llévese este perro con lunares..lo nunca visto oiga.  El hombre va a su casa muy contento con el perro a lunares y se lo enseña a su mujer. Esta enfadada va y le dice: -¿ Pero tu eres tonto o qué?  un perro a lunares...¡pareces memo! yo cojo a un perro y le pinto unos lunares y ya está.  El hombre vuelve a la tienda y le comenta que su mujer no se lo ha tragado y que le de otro animal a ser posible uno exótico. -¡Tenemos un mono narigudo!  El hombre vuelve a su casa muy contento con el mono narigudo …

¿Quién era?

Sucedió hace más de 15 años, en una noche del mes de diciembre,  era el día de su cumpleaños y esa noche había quedado con unas amigas para celebrarlo, algunos de sus amigos ya la habían avisado que ese día no podían asistir y que esperarían al fin de semana para la invitación; no obstante, quedó con tres de sus amigas. Pasó a recoger a una de ellas pues le pillaba de camino, su madre que contestó por el telefonillo automático le dijo que estaba con mucha fiebre y que la disculpase. Pensó que se estaba torciendo la cosa y que iba a ser un cumpleaños algo triste.

    Al llegar al lugar dónde había quedado con el resto de las amigas, en la puerta de un cine de un centro comercial, se encontró con una de sus amigas que acababa de de llegar en ese momento. Se saludaron y esta le felicitó, por lo que suspiró aliviada de que por lo menos contaría con la presencia de una de sus mejores amigas. Esta le contó que acababa de llegar de un funeral, pues vaya día, pensó.

    Como sabía que la ter…