Entradas

Mostrando entradas de febrero 26, 2012

¿Síndrome postvacacional?

Imagen
Publicado por Domingo Descanso para Crónicas de Villatortas del Sordete.es

Tras las vacaciones nos toca reincorporarnos a la rutina de nuestro trabajo. Hay quien etiqueta a la readaptación a los horarios de trabajo  como de depresión o síndrome postvacacional, aunque yo diría que más bien habría que hablar de un problema de capacidad de adaptación y que afecta de forma diferente a cada persona en la medida de la satisfacción personal que cada uno tiene en su puesto de trabajo.    En esa readaptación me encuentro yo en estos días.  Después de una semana preparando la mudanza a un nuevo piso, ahora toca dejar de trasnochar y de levantarse a las tantas para comer a la hora que me apetezca. No queda más remedio que acostumbrarse de nuevo al horario de trabajo, aunque de momento llegues en plan sonámbulo hasta tu silla en la oficina y después te pongas en plan cerebro de besugo mirando a la pantalla durante unos minutos hasta que el inconsciente, que está bien inconsciente se despierte,  dec…

La voz

Imagen
Siempre había soñado con protagonizar una gran obra musical como protagonista, pero su físico era un gran impedimento, no así su voz. Iba de casting, en casting, siempre era admirado por su voz, una voz increíble, todos le admiraban; más siempre chocaba con el muro del físico, lo que ya empezaba a sacarle de sus casillas y hacer estragos en su ánimo. Siempre acababa haciendo de relleno, y a ser posible lo menos visible al espectador.     Empezó a pensar que era un bicho raro o algo por el estilo pues no era normal tanto rechazo, pero ¿por qué? si el se veía como uno más del montón, ¡vale no soy lo que se dice guapo! pero tampoco creo que sea para mostrarme tanto desprecio y menos tanto rechazo, o ¿acaso no se han mirado ellos al espejo? Estaba desesperado, pero ¿qué podía hacer ante una sociedad basada en lo puramente físico?  ¿Acaso el talento no tiene lugar en la sociedad? Ya no sabía que hacer, estaba realmente asqueado de tanto rechazo y la típica palmadita de no te lo tomes a mal,…