Entradas

Mostrando entradas de abril 15, 2012

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

Imagen
NOTA: esta receta se puede hacer con lubina, dorada y  con lisa o mújol. Y se les puede acompañar con patatas, verduras o con lo que mejor gustéis. Si quieres imprimir esta receta está disponible en:https://www.facebook.com/algomasquecuento
Ingredientes (para cuatro personas)4 doradas de 400 g. aprox. -sal para cocinar al horno (suelen ser de dos kilos y se venden en cualquier supermercado). Preparación:
   Colocamos las doradas enteras (con su piel) en una bandeja de horno cuyo fondo esté cubierto de la sal. Un truco para que no tengamos luego que pasarnos mucho tiempo limpiando sería cubrir previamente la bandeja con papel de horno y luego cubrirlo con la sal.    A continuación, cubrimos los pescados con el resto de la sal, pero atentos, tenemos que dejar el ojo del pescado al descubierto, pues cuando el ojo se ponga blanco eso nos indicará que el pescado ya está hecho.


   Una vez que lo tenemos cubiertos, lo entramos en el horno que lo habremos pre-calentado previamente, y lo pondremos a

El bar " El verso"

Esto es un pueblo de Sevilla el 15 de agosto, todo cerrado menos un bar, el bar " El verso". En la calle un calor horrible, cuarenta grados a la sombra, al sol se puede freír un filete en una sarten.    En esto que un turista algo despistado va buscando un sitio dónde tomar un refrigerio. Al final de mucho dar vueltas, se encuentra con el único establecimiento abierto, el bar "El verso". El hombre que entra aliviado y se dirige al camarero. - Póngame una limonada por favor.  El camarero le mira y mueve la cabeza negativamente y le dice: - Lo siento caballero, pero aquí tenemos por norma que para pedir la consumición ha de hacerse en verso. - Vale.  El turista que se pone a pensar y que en ese momento no le viene la inspiración. - Oiga se lo pido por favor, póngame una limonada. - Lo siento señor, pero las normas son las normas.  A eso que entra en la cafetería una joven y se dirige al camarero: - Hola, póngame una Coca-Cola para bebérmela yo sola. - Aquí tienes guapa.  El cam…