¿Síndrome postvacacional?

Imagen
Publicado por Domingo Descanso para Crónicas de Villatortas del Sordete.es

Tras las vacaciones nos toca reincorporarnos a la rutina de nuestro trabajo. Hay quien etiqueta a la readaptación a los horarios de trabajo  como de depresión o síndrome postvacacional, aunque yo diría que más bien habría que hablar de un problema de capacidad de adaptación y que afecta de forma diferente a cada persona en la medida de la satisfacción personal que cada uno tiene en su puesto de trabajo.    En esa readaptación me encuentro yo en estos días.  Después de una semana preparando la mudanza a un nuevo piso, ahora toca dejar de trasnochar y de levantarse a las tantas para comer a la hora que me apetezca. No queda más remedio que acostumbrarse de nuevo al horario de trabajo, aunque de momento llegues en plan sonámbulo hasta tu silla en la oficina y después te pongas en plan cerebro de besugo mirando a la pantalla durante unos minutos hasta que el inconsciente, que está bien inconsciente se despierte,  dec…

Pincho de jamón serrano con huevo de codorniz


Plato con los pinchos de jamón serrano y huevo de codorniz
Añadir leyenda

Es fácil de hacer y además está rico, rico.
Tomamos unos panecillos y los tostamos un poco. En un bol aparte rallamos un tomate o dos según los pinchos que queramos hacer. Una vez que hemos rallado el tomate le echamos unas gotitas de aceite y le añadimos sal al gusto. Lo removemos bien y si está a nuestro gusto mejor. Untamos los panecillos con la salsa de tomate que acabamos de hacer y encima colocamos las tiras de jamón o lonchitas de jamón serrano. 
 En una sartén que habremos impregnado de un poquito de aceite, casi nada vamos que si le dais con un papel de cocina untada con aceite mejor. Lo calentamos a fuego suave y echamos uno a uno los huevos de codorniz. De manera que cuando se cuaje la clara lo sacamos y lo colocamos encima del jamón y luego seguimos con el siguiente. Nada de echarlos todos de golpe. Le echamos un poquito de sal a la yema y ya está. Así de sencillo. 

Comentarios

  1. ¡Dios santo! Me comería catorce o quince, porque deben estar de escándalo. Si na más mirar la foto ya se pone uno a babear.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aseguro que están buenísimos. Los hice hace dos días y a mis sobrinos les encantó. Y además son sencillos de hacer. Prueba a hacerlos y ya me contarás que tal.

      Eliminar
  2. Pues si tienen buena pinta. Esos vienen estupendos para mi régimen, el de comer todo lo que te de la gana y que te importe un bledo lo que te engorde, que tengo que reconstruir muchas células. Los probaré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pruébalos que están muy ricos..y además naturales y con ese tomate ralladito no veas qué buenos están. Si aquí ya me tienen haciendo estas tapas y otras muchas que de vez en cuando se me ocurren; pero no solo a mí, que aquí mis ayudantes de cocina también tienen sus ideas. El pequeño estaba untando el otro día el paté con rodajas de chorizo, suena raro, pero está bueno. Y mira que yo no soy muy amiga de comer chorizo, y menos con paté..

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

El chiste de la pirámide y la guardia civil

Me está mirando IX