El viaje de un pequeño gorrión.

Imagen
Ven a la ciudad me dijeron, allí la vida es mucho más alegre. La ciudad está llena de vida, de colores inimaginables. En los parques,los niños corren alegremente y dan de comer a las aves que habitan en ellos.      Mi tío Renato, un gorrión presumido y altanero, que se jactaba de vivir cómodamente en la ciudad, hablaba de mil y una aventuras. De como al anochecer la ciudad se vestía de luces de todos los colores, de los deliciosos manjares que  había degustado, de la música, de tantas cosas bellas que ardía en deseos de conocer, y no lo dudé ni un segundo.    Después de discutirlo durante mucho tiempo con mis mayores, tomé la firme decisión de emprender el viaje al paraíso..... o al menos, eso creí yo.      Antes de llegar al destino soñado, pasé por algunos pueblos en los que conocí a otros gorriones jóvenes como yo.Y fue así como conocí a mis tres compañeros de viaje.
 Al igual que yo habían oído hablar de las maravillas de la gran ciudad. Así que proseguimos el viaje juntos.
      Despu…

Pincho de jamón serrano con huevo de codorniz


Plato con los pinchos de jamón serrano y huevo de codorniz
Añadir leyenda

Es fácil de hacer y además está rico, rico.
Tomamos unos panecillos y los tostamos un poco. En un bol aparte rallamos un tomate o dos según los pinchos que queramos hacer. Una vez que hemos rallado el tomate le echamos unas gotitas de aceite y le añadimos sal al gusto. Lo removemos bien y si está a nuestro gusto mejor. Untamos los panecillos con la salsa de tomate que acabamos de hacer y encima colocamos las tiras de jamón o lonchitas de jamón serrano. 
 En una sartén que habremos impregnado de un poquito de aceite, casi nada vamos que si le dais con un papel de cocina untada con aceite mejor. Lo calentamos a fuego suave y echamos uno a uno los huevos de codorniz. De manera que cuando se cuaje la clara lo sacamos y lo colocamos encima del jamón y luego seguimos con el siguiente. Nada de echarlos todos de golpe. Le echamos un poquito de sal a la yema y ya está. Así de sencillo. 

Comentarios

  1. ¡Dios santo! Me comería catorce o quince, porque deben estar de escándalo. Si na más mirar la foto ya se pone uno a babear.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aseguro que están buenísimos. Los hice hace dos días y a mis sobrinos les encantó. Y además son sencillos de hacer. Prueba a hacerlos y ya me contarás que tal.

      Eliminar
  2. Pues si tienen buena pinta. Esos vienen estupendos para mi régimen, el de comer todo lo que te de la gana y que te importe un bledo lo que te engorde, que tengo que reconstruir muchas células. Los probaré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pruébalos que están muy ricos..y además naturales y con ese tomate ralladito no veas qué buenos están. Si aquí ya me tienen haciendo estas tapas y otras muchas que de vez en cuando se me ocurren; pero no solo a mí, que aquí mis ayudantes de cocina también tienen sus ideas. El pequeño estaba untando el otro día el paté con rodajas de chorizo, suena raro, pero está bueno. Y mira que yo no soy muy amiga de comer chorizo, y menos con paté..

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

Me está mirando IX

¡Me está mirando! (I)