Entradas

Mostrando entradas de enero 6, 2013

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

Imagen
NOTA: esta receta se puede hacer con lubina, dorada y  con lisa o mújol. Y se les puede acompañar con patatas, verduras o con lo que mejor gustéis. Si quieres imprimir esta receta está disponible en:https://www.facebook.com/algomasquecuento
Ingredientes (para cuatro personas)4 doradas de 400 g. aprox. -sal para cocinar al horno (suelen ser de dos kilos y se venden en cualquier supermercado). Preparación:
   Colocamos las doradas enteras (con su piel) en una bandeja de horno cuyo fondo esté cubierto de la sal. Un truco para que no tengamos luego que pasarnos mucho tiempo limpiando sería cubrir previamente la bandeja con papel de horno y luego cubrirlo con la sal.    A continuación, cubrimos los pescados con el resto de la sal, pero atentos, tenemos que dejar el ojo del pescado al descubierto, pues cuando el ojo se ponga blanco eso nos indicará que el pescado ya está hecho.


   Una vez que lo tenemos cubiertos, lo entramos en el horno que lo habremos pre-calentado previamente, y lo pondremos a

Cita con la eternidad...

Imagen
Miro la hora, y salgo corriendo. No me gusta llegar tarde a ningún sitio, pero esta mañana parece que el tiempo corre en mi contra. Hace un día de perros, la niebla parece aún más densa y la humedad parece taladrar mis huesos, casi no siento las piernas; es más no las siento, tampoco las manos, noto un frío gélido en todo mi cuerpo. Al final de la calle veo la sombra de un banco, y en el banco parece haber alguien. A medida que voy aproximándome me doy cuenta de que allí está ella esperándome. Está impecable con su traje de chaqueta azul turquesa, lleva el pelo recogido como siempre, tiene el mismo aspecto que la última vez que la vi. Al llegar me da un fuerte abrazo al que correspondo con alegría... ¡hace tanto tiempo que no sentía el calor de sus abrazos! -¡Llegas tarde, llevo esperándote una eternidad!-me dice regañándome por el retraso. - ¡Lo siento, me entretuve un poco por el camino!- le digo a modo de excusa. -¡Venga amiga vamos a tomar algo que aquí hace algo de frío!- propone al…