Entradas

Mostrando entradas de diciembre 1, 2013

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

Imagen
NOTA: esta receta se puede hacer con lubina, dorada y  con lisa o mújol. Y se les puede acompañar con patatas, verduras o con lo que mejor gustéis. Si quieres imprimir esta receta está disponible en:https://www.facebook.com/algomasquecuento
Ingredientes (para cuatro personas)4 doradas de 400 g. aprox. -sal para cocinar al horno (suelen ser de dos kilos y se venden en cualquier supermercado). Preparación:
   Colocamos las doradas enteras (con su piel) en una bandeja de horno cuyo fondo esté cubierto de la sal. Un truco para que no tengamos luego que pasarnos mucho tiempo limpiando sería cubrir previamente la bandeja con papel de horno y luego cubrirlo con la sal.    A continuación, cubrimos los pescados con el resto de la sal, pero atentos, tenemos que dejar el ojo del pescado al descubierto, pues cuando el ojo se ponga blanco eso nos indicará que el pescado ya está hecho.


   Una vez que lo tenemos cubiertos, lo entramos en el horno que lo habremos pre-calentado previamente, y lo pondremos a

El patio de luces

Imagen
Está lloviendo, la taza de café desprende sinuosas curvas de humo frente al cristal. Marcos enciende el ordenador e intenta concentrarse y escribir algo, pero apenas escribe unas líneas. Mira desde la ventana que da al patio de luces, su vecino de enfrente, Roberto, está pintando un bodegón. En el piso de arriba, Marta ensaya frente a su piano. Marcos apura su café disfrutando del concierto de piano, es tan relajante que cierra los ojos unos segundos. En el piso de al lado se enciende una luz, acaba de llegar la chica nueva. Marcos se queda fijo mirando la ventana, allí está ella... solo se ha cruzado dos veces con ella y ya no se la puede quitar de la cabeza...       María acaba de llegar hace una semana, apenas conoce a nadie en todo el edificio. Se fija que el chico del piso de al lado la está mirando. Ella le sonríe y le saluda. El parece corresponder tímidamente, después desaparece...Solo se ha cruzado con él en dos ocasiones, pero le pica la curiosidad, o quizás sea que en…