Entradas

Mostrando entradas de diciembre 29, 2013

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

Imagen
NOTA: esta receta se puede hacer con lubina, dorada y  con lisa o mújol. Y se les puede acompañar con patatas, verduras o con lo que mejor gustéis. Si quieres imprimir esta receta está disponible en:https://www.facebook.com/algomasquecuento
Ingredientes (para cuatro personas)4 doradas de 400 g. aprox. -sal para cocinar al horno (suelen ser de dos kilos y se venden en cualquier supermercado). Preparación:
   Colocamos las doradas enteras (con su piel) en una bandeja de horno cuyo fondo esté cubierto de la sal. Un truco para que no tengamos luego que pasarnos mucho tiempo limpiando sería cubrir previamente la bandeja con papel de horno y luego cubrirlo con la sal.    A continuación, cubrimos los pescados con el resto de la sal, pero atentos, tenemos que dejar el ojo del pescado al descubierto, pues cuando el ojo se ponga blanco eso nos indicará que el pescado ya está hecho.


   Una vez que lo tenemos cubiertos, lo entramos en el horno que lo habremos pre-calentado previamente, y lo pondremos a

Los del Río y la Macarena.

Imagen
Este dúo sevillano tiene una amplia trayectoria. Entre sus éxitos más sonados quizás yo destacaría aquella sevillana tan pegadiza que decía...ah sí, ya me acuerdo.. Sevilla tiene un color especial, y claro cómo no: la archiconocida Macarena. Esta canción tiene su historia, y cuando menos el estribillo se les ocurrió en su visita a Venezuela. Resulta que estaban en una fiesta privada que daba el empresario venezolano Gustavo Cisneros, y en esa fiesta una joven profesora de flamenco actuó en honor a los del Río. Pues bien, la chica parece ser que bailaba-supongo que seguirá bailando-fenomenalmente bien, tan bien que uno de los del Río, le dijo: dale a tu cuerpo alegría Magdalena....Lo que no entiendo, es porqué dijo Magdalena, cuando la bailaora en cuestión se llama Diana Patricia. Debe ser porque decir: dale a tu cuerpo alegría Diana Patricia, no queda rítmico o vete a saber. Lo de Macarena viene porque la hija de uno de los componentes del dúo se llama Esperanza Macarena y por eso ter…

El cuadro

A cuatro kilómetros se encuentra la gasolinera más próxima, lo justo para repostar. El cielo está enmarañado con nubes grises que parecen descolgar suaves hilos de algodón. Llueve y empieza a anochecer. Samuel está algo cansado, y decide parar un rato. Estira las piernas un poco y se fuma un cigarrillo. En el interior del coche, Germán echa un vistazo al GPS, que anda algo loco, no sabe que le pasa.<<¿Será cosa de la tormenta o está estropeado?>> piensa mientras manipula el GPS, intentando que funcione de nuevo.
  De vuelta al camino el coche se para justo al lado de un grupo de casas abandonadas. Samuel sale del coche y mira el motor.  -Debe ser cosa de la batería-comenta Samuel -Mira en esa casa hay luz, quizás puedan ayudarnos-comenta Germán. -Bueno, voy a ver si nos pueden echar una mano.
En el piso de arriba se ve luz, pero el aspecto de la casa es de abandono. La verja de entrada está oxidada y rota. Samuel la abre con algo de esfuerzo, al hacerlo se mancha las manos de ó…