¿Síndrome postvacacional?

Imagen
Publicado por Domingo Descanso para Crónicas de Villatortas del Sordete.es

Tras las vacaciones nos toca reincorporarnos a la rutina de nuestro trabajo. Hay quien etiqueta a la readaptación a los horarios de trabajo  como de depresión o síndrome postvacacional, aunque yo diría que más bien habría que hablar de un problema de capacidad de adaptación y que afecta de forma diferente a cada persona en la medida de la satisfacción personal que cada uno tiene en su puesto de trabajo.    En esa readaptación me encuentro yo en estos días.  Después de una semana preparando la mudanza a un nuevo piso, ahora toca dejar de trasnochar y de levantarse a las tantas para comer a la hora que me apetezca. No queda más remedio que acostumbrarse de nuevo al horario de trabajo, aunque de momento llegues en plan sonámbulo hasta tu silla en la oficina y después te pongas en plan cerebro de besugo mirando a la pantalla durante unos minutos hasta que el inconsciente, que está bien inconsciente se despierte,  dec…

En mi rincón

Aquí en este rincón, me refugio
entre las notas de una canción,
en las cuerdas de una vieja guitarra,
o en la penumbra de mi habitación.

Aquí puedo ser yo,
navegando entre palabras
se desliza mi alma
y se desnuda mi corazón.

Aquí en este rincón,
me siento libre como un pájaro,
surcando el cielo entre nubes blancas;
a menudo, algún  nubarrón.

A veces la brisa
me lleva a playas lejanas,
bajo un arcoiris de esperanza
con la estela de la ilusión.

Otras, la lluvia me empapa
entreabriendo heridas
que a la realidad me devuelven;
maldita desilusión.

En mi rincón soy lluvia,
llanto, risa,
alegría, canto
y poesía; pero siempre.... soy yo.

Comentarios

  1. Pues seguiré viniendo a verte a tu rincón, para verte a tí...y no dejes que la lluvia te empape demasiado. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo feliz que visites mi rincón...tranquila que para la lluvia abriré el paraguas para que no me empape y si hace falta me pondré el impermeable :)

      Eliminar
  2. Un rincón acogedor y agradable, un rincón que invita a descubrir los numerosos espacios que lo componen y que forman todos y cada uno el maravilloso teatro de los sueños, de las fantasías... de las emociones de una persona creativa, imaginativa, de una persona que con sus relatos da vida a este su pequeño rincón, un lugar dentro del inmenso y mágico mundo de los blogs. Y lo digo con conocimiento de causa ya que más o menos me invaden las mismas sensaciones que describes en tu poema. Me seguiré acercando por este "rincón" y seguiré participando de tu arte y de tu sensibilidad. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo encantada de que sigas visitando este humilde rincón.Muchas gracias Marco Atilio, me has dejado sin palabras :)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

El chiste de la pirámide y la guardia civil

Me está mirando IX