¿Síndrome postvacacional?

Imagen
Publicado por Domingo Descanso para Crónicas de Villatortas del Sordete.es

Tras las vacaciones nos toca reincorporarnos a la rutina de nuestro trabajo. Hay quien etiqueta a la readaptación a los horarios de trabajo  como de depresión o síndrome postvacacional, aunque yo diría que más bien habría que hablar de un problema de capacidad de adaptación y que afecta de forma diferente a cada persona en la medida de la satisfacción personal que cada uno tiene en su puesto de trabajo.    En esa readaptación me encuentro yo en estos días.  Después de una semana preparando la mudanza a un nuevo piso, ahora toca dejar de trasnochar y de levantarse a las tantas para comer a la hora que me apetezca. No queda más remedio que acostumbrarse de nuevo al horario de trabajo, aunque de momento llegues en plan sonámbulo hasta tu silla en la oficina y después te pongas en plan cerebro de besugo mirando a la pantalla durante unos minutos hasta que el inconsciente, que está bien inconsciente se despierte,  dec…

La noria de la vida

En la noria
del efímero infinito,
giran a su suerte
vidas y destinos.
Y va girando la noria
en el divagar
de la historia;
unas veces con pena,
otras con gloria.
Gira, y gira
en el universo
de la templanza,
donde duermen 
los sueños y la esperanza.
Imprevisible el futuro,
avanza paso a paso
en la incertidumbre
de un camino seguro.
Los engranajes chirrían
con la tozudez de los años,
aminorando el paso,
convirtiéndonos en ermitaños.
Y llega el postrero día
en que la rueda se para,
y el latir de los tiempos
otorga paz a las almas.

Comentarios

  1. Ya entiendo porqué me va como me va, claro con el vértigo que tengo, como quiero que me vaya. ¿No podría ser una rueda de caballitos? La horizontalidad me va mucho mejor que la verticalidad. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tengo vértigo, y más con las alturas, así que me apunto a la rueda de caballitos..pero que vaya despacio que me mareo XD

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

El chiste de la pirámide y la guardia civil

Me está mirando IX