Soñando mariposas

Imagen
Hace tiempo que rompí con la inspiración, discutimos  acaloradamente, dio un portazo y me abandonó. Cariacontecido y melancólico yo me sumí en un eterno letargo. Pero hoy algo sucedió, me quedé parado de repente extasiado mirando el amanecer teñido de colores ocres fantasía de una ciudad acariciada por el sol. De repente miles de mariposas revoloteaban a mi alrededor y jugueteando traviesas con sus alas me acariciaban el corazón.
Aspiré la brisa olor a azahar  y en el cielo surcando el horizonte en globo un  delfín y un elefante me saludaron los dos. Las nubes de algodón de azúcar bailaban alegres haciendo un corro alrededor del sol. 
Al despertarme de este hermoso sueño miré mi escritorio, en él dormían unos folios escritos en verso y un dibujo de un delfín y un elefante blanco en globo y miles de mariposas bailando a su alrededor.

Perdido en su memoria


Perdido...
en el laberinto de su memoria,
sin rostro, sin nombre,
ni tampoco historia.
En el espejo
un extraño
mira curioso
con gesto huraño.
Nubarrones
en el recuerdo;
ya nada es verdad,
todo es incierto.
Una mirada solícita,
un abrazo sin vuelta,
y una pregunta...sin respuesta.
Un atardecer de hielo,
una risa a destiempo,
y un llanto acongojado;
un amor desolado.
En el jardín del olvido,
un gesto de cariño
susurra cada instante..
¿me recuerdas, papá?
soy tu hijo.
Y otra vez
ante el espejo ese extraño.
¡Vete, tú no eres mi amigo!
No, no lo soy... soy tu olvido.


Comentarios

  1. Respuestas
    1. Estuve leyendo sobre el alzheimer, me acordé de una vecina que padeció esta enfermedad y lo mucho que padecieron su marido y sus hijos de ver así a su madre y me salió este poema..

      Eliminar
  2. Terrible enfermedad. Estás pero no estás, vives pero no vives. Lamentablemente, en mi familia hay un caso de alzheimer; bueno... había, porque ya murió. Una mañana se quedó dormida y ya no despertó, era la hermana de mi madre, mi dulce, amable y bondadosa tía Amalia. Bonito poema que refleja la crudeza de esta terrible enfermedad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, lo siento...Ciertamente es una enfermedad muy cruel, porque borra todo tu pasado,y pierdes toda tu autonomía personal. El enfermo sufre porque no recuerda, y la familia aún más porque implica un cuidado constante del enfermo y muuucha paciencia.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

¡Me está mirando! (II)

¡Me está mirando! (I)