¿Síndrome postvacacional?

Imagen
Publicado por Domingo Descanso para Crónicas de Villatortas del Sordete.es

Tras las vacaciones nos toca reincorporarnos a la rutina de nuestro trabajo. Hay quien etiqueta a la readaptación a los horarios de trabajo  como de depresión o síndrome postvacacional, aunque yo diría que más bien habría que hablar de un problema de capacidad de adaptación y que afecta de forma diferente a cada persona en la medida de la satisfacción personal que cada uno tiene en su puesto de trabajo.    En esa readaptación me encuentro yo en estos días.  Después de una semana preparando la mudanza a un nuevo piso, ahora toca dejar de trasnochar y de levantarse a las tantas para comer a la hora que me apetezca. No queda más remedio que acostumbrarse de nuevo al horario de trabajo, aunque de momento llegues en plan sonámbulo hasta tu silla en la oficina y después te pongas en plan cerebro de besugo mirando a la pantalla durante unos minutos hasta que el inconsciente, que está bien inconsciente se despierte,  dec…

Aquellos mensajes curiosos en los estados de facebook publicado por mujeres

  Supongo que muchos habrán visto en algunos estados de Facebook aquella frasecita de me voy a Tokio unos 21 días, o el color del sujetador, o este año toca a elegir entre once frasecitas o más del tipo "se confirma voy a ser mamá", "este año me caso" o "me han tocado 1.000 euros en el rasca" y otras muchas que ahora no me vienen a la memoria. Casi siempre, por no decir siempre, suelen ser las mujeres las que publican este tipo de cadenas, y por si alguno aún no se ha enterado yo se lo digo, es así como un "guiño entre mujeres con motivo de la celebración del día internacional del cáncer de mama" como algunos han dado en calificar a este tipo de interacciones. Y yo, que alguna vez lo he hecho, me pregunto ¿de verdad sirve para algo? Porque que yo sepa, solo sirve para mosquear al personal y reírse un rato de la reacción de tus contactos, pero para concienciar sobre la lucha contra el cáncer no.
  ¿No sería mejor aportar la cantidad que se pueda a la investigación en la lucha contra el cáncer? Porque con una simple frasecita no creo que se investigue nada, ni sirva para nada.
  Si a esa frasecita fuese unida una aportación, aunque fuera mínima quizás tendría sentido, pero por sí sola no consigue nada. Y quizás la primera vez que se hizo llamase la atención de los medios de comunicación para así poner el foco en la necesidad de hacer algo más en la lucha contra esta enfermedad, pero pasada la novedad no creo que aporte mucho. 
 Esta lucha nos atañe a todas y considero que es mucho más lógico explorar otras vías que nos impliquen de forma activa en la lucha contra el cáncer que una simple frasecita. ¿No creéis?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

El chiste de la pirámide y la guardia civil

Me está mirando IX