Entradas

Mostrando entradas de febrero 2, 2014

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

Imagen
NOTA: esta receta se puede hacer con lubina, dorada y  con lisa o mújol. Y se les puede acompañar con patatas, verduras o con lo que mejor gustéis. Si quieres imprimir esta receta está disponible en:https://www.facebook.com/algomasquecuento
Ingredientes (para cuatro personas)4 doradas de 400 g. aprox. -sal para cocinar al horno (suelen ser de dos kilos y se venden en cualquier supermercado). Preparación:
   Colocamos las doradas enteras (con su piel) en una bandeja de horno cuyo fondo esté cubierto de la sal. Un truco para que no tengamos luego que pasarnos mucho tiempo limpiando sería cubrir previamente la bandeja con papel de horno y luego cubrirlo con la sal.    A continuación, cubrimos los pescados con el resto de la sal, pero atentos, tenemos que dejar el ojo del pescado al descubierto, pues cuando el ojo se ponga blanco eso nos indicará que el pescado ya está hecho.


   Una vez que lo tenemos cubiertos, lo entramos en el horno que lo habremos pre-calentado previamente, y lo pondremos a

Dualidad

Imagen
Dualidad o certeza,  como dos mitades  opuestas; unas veces alegría, otras tristeza.
-¿De qué te ríes? -de tu cobardía, de tu miedo, también de tu torpeza.
 A cada día que pasa, a cada paso que das, a cada palabra pronunciada, más te alejas de tu certeza.
Un alma en dos mitades dándose la espalda, una unidad dividida enfrentadas en dura batalla.
Una, su debilidad esconde tras los muros de su alma; la otra, la realidad le escupe queriendo soltar amarras.
-¡Sal de tu agujero y da la cara! La otra se enroca en su marmórea torre, del mundo aislada.
Cuanto más anhela, más se aleja, de una paz infinita; de una unión perfecta.
Y quizás sea el destino o tal vez una maldición,  que estas dos mitades vivan en eterna contradicción.