Entradas

Mostrando entradas de julio 27, 2014

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

Imagen
NOTA: esta receta se puede hacer con lubina, dorada y  con lisa o mújol. Y se les puede acompañar con patatas, verduras o con lo que mejor gustéis. Si quieres imprimir esta receta está disponible en:https://www.facebook.com/algomasquecuento
Ingredientes (para cuatro personas)4 doradas de 400 g. aprox. -sal para cocinar al horno (suelen ser de dos kilos y se venden en cualquier supermercado). Preparación:
   Colocamos las doradas enteras (con su piel) en una bandeja de horno cuyo fondo esté cubierto de la sal. Un truco para que no tengamos luego que pasarnos mucho tiempo limpiando sería cubrir previamente la bandeja con papel de horno y luego cubrirlo con la sal.    A continuación, cubrimos los pescados con el resto de la sal, pero atentos, tenemos que dejar el ojo del pescado al descubierto, pues cuando el ojo se ponga blanco eso nos indicará que el pescado ya está hecho.


   Una vez que lo tenemos cubiertos, lo entramos en el horno que lo habremos pre-calentado previamente, y lo pondremos a

She

The party begins in a hour.
She opens the windows,
she lives in my house,
is thirty-three.
She talks too much.
John leaves the letter at my house,
he tells her that he loves her.
He reserves a table.
Toonight she feels differents,
and she tells me everything.
She serves me the food and coffee,
but i hate coffee.
She leaves in the morning,
the train leaves at nine.


Traducción
La fiesta empieza en una hora. 
Ella abre las ventanas, 
ella vive en mi casa, 
ella tiene treinta y tres años. 
Ella habla demasiado. 
John deja una carta en mi casa, 
él dice que la ama. 
Él reserva una mesa. 
Esta noche ella se siente diferente, 
y ella me lo cuenta todo. 
Ella me sirve la comida y el café, 
pero no me gusta el café. 
Ella se va en la mañana, 
el tren sale a las nueve.

Obsesión III

María de la Riva y su desconocida acompañante entran en el interior de un coche oscuro con las lunas tintadas. En el interior hay un segundo individuo con unas gafas oscuras al volante. El secuestrador que les apuntaba hace unos segundos, entra con ellas. Les sigue apuntando y les amenaza para que permanezcan calladas.   José permanece incomunicado en uno de los calabozos de la policía a la espera de ser interrogado. Mientras tanto, Javier denuncia en comisaría la desaparición de su amiga Judith. Parece alterado y no sabe por dónde empezar. El oficial de policía que le atiende intenta que se tranquilice y le cuente paso por paso todo lo ocurrido. Un joven agente que atiende al oficial parece sospechar de Javier. -¿Cuál es su relación con el detenido?-interrumpe el agente más joven. -Eramos amigos desde hace poco tiempo.-Hace una pausa mientras toma un poco de agua que acaban de traerle, luego respira profundamente y prosigue.-En realidad, nos presentó Judith, saben. Ella es vecina de Jos…