Entradas

Mostrando entradas de diciembre 28, 2014

Soñando mariposas

Imagen
Hace tiempo que rompí con la inspiración, discutimos  acaloradamente, dio un portazo y me abandonó. Cariacontecido y melancólico yo me sumí en un eterno letargo. Pero hoy algo sucedió, me quedé parado de repente extasiado mirando el amanecer teñido de colores ocres fantasía de una ciudad acariciada por el sol. De repente miles de mariposas revoloteaban a mi alrededor y jugueteando traviesas con sus alas me acariciaban el corazón.
Aspiré la brisa olor a azahar  y en el cielo surcando el horizonte en globo un  delfín y un elefante me saludaron los dos. Las nubes de algodón de azúcar bailaban alegres haciendo un corro alrededor del sol. 
Al despertarme de este hermoso sueño miré mi escritorio, en él dormían unos folios escritos en verso y un dibujo de un delfín y un elefante blanco en globo y miles de mariposas bailando a su alrededor.

Oda a los dulces navideños

¿Qué pérfidas mentes os crearon? ¿Qué manos crueles os amasaron? Mazapanes, roscos y alfajores. Almendrados, turrones y mantecados, asesinos de dietas insípidas, traidores de estilizadas siluetas. ¿No tenéis compasión de esta golosa inquieta? Bizcochos, bombones y polvorones. Cordiales, chocolates y rollos de naranja. He ganado alguna arroba, y ya se me nota en la panza. Y he de decir que es mal presagio, así de que empiece el año, tendré que ir al gimnasio. ¡Oh tentación azucarada! ¿por qué siempre me veo tentada? ¡Apartad de mí esta tentación infame que ya no veo la hora de que se acaben! Y ahí están en la bandeja, Vestidos de colorines,  rollizos y llamativos intentando convencerme -Ah, no te preocupes, tómate uno que hoy es día festivo. ¿Y qué hago con la dieta? “No te preocupes -me dicen-. ¡Mándala a hacer puñetas!”. Y sin remordimientos, uno tras otro me como dándole gusto al paladar que ya si eso otro día la dieta habré de comenzar.