El viaje de un pequeño gorrión.

Imagen
Ven a la ciudad me dijeron, allí la vida es mucho más alegre. La ciudad está llena de vida, de colores inimaginables. En los parques,los niños corren alegremente y dan de comer a las aves que habitan en ellos.      Mi tío Renato, un gorrión presumido y altanero, que se jactaba de vivir cómodamente en la ciudad, hablaba de mil y una aventuras. De como al anochecer la ciudad se vestía de luces de todos los colores, de los deliciosos manjares que  había degustado, de la música, de tantas cosas bellas que ardía en deseos de conocer, y no lo dudé ni un segundo.    Después de discutirlo durante mucho tiempo con mis mayores, tomé la firme decisión de emprender el viaje al paraíso..... o al menos, eso creí yo.      Antes de llegar al destino soñado, pasé por algunos pueblos en los que conocí a otros gorriones jóvenes como yo.Y fue así como conocí a mis tres compañeros de viaje.
 Al igual que yo habían oído hablar de las maravillas de la gran ciudad. Así que proseguimos el viaje juntos.
      Despu…

Crónicas de Villatortas del Sordete.es. Sección Economía.

TEORÍA ECONÓMICA PARA CEREBROS EN BARBECHO.
Segismundo Nomentero./Villatortas del Sordete
_______________________________________________________
Noticias: Economía




D. Bartolo Cerebrín, importante filósofo de Villatortas del Sordete ha dado su visión sobre el aumento del paro y  la correlación con la incesante automatización de las empresas poniendo el énfasis en el desastre que se avecina. Teoría que ha bautizado como Teoría económica para cerebros en barbecho, no sabemos a ciencia cierta si lo de los cerebros en barbecho se refiere a los empresarios, a los economistas o a los destinatarios de la teoría dada la simplicidad de la misma.

 D. Bartolo en su conferencia se expresó en los siguientes terminos:
"A ver señores, si los mandamáses de la empresa invierten todo su dinerico en maquinaria para modernizá su empresa, esas maquinas u roboses terminarán por desplazar a los trabajadores. 
 Los roboses dicen los empresarios que cuestan caros sí, pero no necesitan tomarse el bocata, producen el doble, no se ausentan del trabajo, tampoco les hacen huelga. Un chollo dicen, porque así producen más a mayor ritmo y amortizan su inversión. E incluso algún iluminado ha llegado a declarar que no serán necesarios trabajadores puesto que todo lo harán los roboses. 
  Y yo les digo a estos cerebros en barbecho: ¿ustedes no se han dado cuenta que necesitan vender lo que producen? y si naide trabaja, naide gana un sueldo y si naide gana un sueldo no tendrá dinero para comprar la mercancía y si naide te compra la mercancía ¿para qué releñes has puesto una empresa? 
Si naide o casi naide te compra tus productos tendrás que cerrar la empresa y si no hay para comer, llegará un momento en que se creará un conflicto social, que si la Vírgen del Camino Seco o quién sea no lo remedia nos llegamos a las manos y aquí se arma la madre de todas las batallas y después del desastre a empezar de nuevo.
Y si naide aprende la lección dentro de otros tantos años, la luminiscencia de otros cerebros en barbecho volverán a repetir los mismos errores. He dicho".

 Transcurrida la interesante conferencia, D. Bartolo Cerebrín ofreció una rueda de prensa donde respondió muy brevemente a las preguntas de los periodistas allí congregados,dado que tenía que marcharse rápidamente a Marquesillas de la Ribachica a dar otra conferencia.

Comentarios

  1. Joder, que razón tiene el Bartolo Cerebrín este. Es cierto que la teoría es simple pero por el contrario es de una lógica aplastante.
    Más o menos en la misma línea, hace muchos años, el célebre Henry Ford, fundador de la compañía Ford Motor Company, contestaba a sus colegas cuando le reprochaban que hubiese aumentado el sueldo de sus trabajadores: "Todos los capitalistas del mundo juntos (decía) somos insuficientes para comprar todo lo que producimos. Han de comprarlo nuestros trabajadores".
    Buenísima entrada. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pura lógica, aunque parece que en la actualidad se les está olvidando. Hay que buscar el justo equilibrio de las cosas. Si decantamos la balanza por el lado de la robotización desmesurada nos veremos en el trance que explica Bartolo Cerebrín, que no habrá nadie que pueda comprar los bienes y servicios que se producen y entonces es lógico preguntarse ¿para qué produces si no tienes quien te lo compre?

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

Me está mirando IX

¡Me está mirando! (I)