Entradas

Mostrando entradas de febrero 1, 2015

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

Imagen
NOTA: esta receta se puede hacer con lubina, dorada y  con lisa o mújol. Y se les puede acompañar con patatas, verduras o con lo que mejor gustéis. Si quieres imprimir esta receta está disponible en:https://www.facebook.com/algomasquecuento
Ingredientes (para cuatro personas)4 doradas de 400 g. aprox. -sal para cocinar al horno (suelen ser de dos kilos y se venden en cualquier supermercado). Preparación:
   Colocamos las doradas enteras (con su piel) en una bandeja de horno cuyo fondo esté cubierto de la sal. Un truco para que no tengamos luego que pasarnos mucho tiempo limpiando sería cubrir previamente la bandeja con papel de horno y luego cubrirlo con la sal.    A continuación, cubrimos los pescados con el resto de la sal, pero atentos, tenemos que dejar el ojo del pescado al descubierto, pues cuando el ojo se ponga blanco eso nos indicará que el pescado ya está hecho.


   Una vez que lo tenemos cubiertos, lo entramos en el horno que lo habremos pre-calentado previamente, y lo pondremos a

Nagyrév 1929. El juicio

Imagen
Nota aclaratoria: esta historia es un relato ficticio basado en hechos reales.

   Me hallaba trabajando por aquel entonces en un famoso diario en Budapest cuando recibí el encargo de cubrir la noticia de un suceso alarmante que conmocionaría a todo el país; desde hacía años en la aldea de Nagyrév -una pequeña aldea agrícola situada a 100 kilómetros de distancia de la capital- el nivel de defunciones había crecido de forma alarmante sin que las autoridades pudieran dar una explicación. No, hasta que una mañana el editor del diario local recibió una carta anónima levantando todas las sospechas sobre la causa de aquel elevado número de muertes: el envenenamiento. Las investigaciones policiales y la exhumación de los cadáveres confirmaron las sospechas. La inmensa mayoría habían sido víctimas de envenenamiento con arsénico.
    Nada más llegar a la aldea me puse en contacto con el director del diario y las autoridades locales a fin para ponerme al corriente de todo lo ocurrido para tener un…