Entradas

Mostrando entradas de febrero 8, 2015

Las sibilas

Imagen
¿QUIENES FUERON LAS SIBILAS?


Las sibilas fueron mujeres que según la mitología griega, y también la romana tenían poderes proféticos inspirados por el dios Apolo.
   Se dice que vivían en grutas o cerca de las corrientes de agua, y que formulaban sus profecías en estado de trance. Por lo general, lo hacían en hexámetros griegos que se transmitían por escrito.


¿Cuantas sibilas se conocen?


   Los primeros escritores griegos solo mencionan a una sibila, probablemente la eritrea Heterófila a la que se le atribuye la predicción de la guerra de Troya. Más adelante, el número de sibilas aumentó hasta diez
Sibila de SamosSibila HeterófilaSibila de CumasSibila  libiaSibila tiburtinaSibila délficaSibila cimeriaSibila frigiaSibila babilónica o persaSibila de Helesponto¿Cuál es la sibila más importante?



    La más importante de todas en la mitología romana era la  sibila de Cumas, conocida también como Deifoba. Esta sibila fue citada por primera vez en el tratado "De mirabilibus auscultationibu…

Mis crónicas eurovisivas. Eurovisión de 1986 a 1990

Imagen
Llegamos al año 1986, por aquél entonces representaron a España el grupo Cadillac, con el tema Valentino. Si tengo que decir algo de este tema es que era un tema que no pegaba para Eurovisión, al menos para mi gusto. La canción ganadora era un tema pegadizo, pero tampoco era para lanzar cohetes. La intérprete tenía tan solo trece años, aunque con el maquillaje y todo lo demás aparentase más edad. Eso quizás la favoreció o no, el caso es que al año siguiente cambiaron las normas y decidieron que los concursantes debían tener cumplidos los dieciséis años. Ah se me olvidaba, ganó la cantante belga Sandra Kim y el tema "J´aime la vie".

Año 1987. Palacio del Centenario de Bruselas, Bélgica. Representando a España, Patricia Kraus, con el tema "No estás solo". Lo siento, pero el tema era insufrible a pesar de que Patricia lo defendió bastante bien, pero no era un tema para Eurovisión, ni comercial, ni nada, un pestiño de canción. Tampoco le ayudó el estilismo, ¿Dios mío p…