Entradas

Mostrando entradas de febrero 8, 2015

¿Síndrome postvacacional?

Imagen
Publicado por Domingo Descanso para Crónicas de Villatortas del Sordete.es

Tras las vacaciones nos toca reincorporarnos a la rutina de nuestro trabajo. Hay quien etiqueta a la readaptación a los horarios de trabajo  como de depresión o síndrome postvacacional, aunque yo diría que más bien habría que hablar de un problema de capacidad de adaptación y que afecta de forma diferente a cada persona en la medida de la satisfacción personal que cada uno tiene en su puesto de trabajo.    En esa readaptación me encuentro yo en estos días.  Después de una semana preparando la mudanza a un nuevo piso, ahora toca dejar de trasnochar y de levantarse a las tantas para comer a la hora que me apetezca. No queda más remedio que acostumbrarse de nuevo al horario de trabajo, aunque de momento llegues en plan sonámbulo hasta tu silla en la oficina y después te pongas en plan cerebro de besugo mirando a la pantalla durante unos minutos hasta que el inconsciente, que está bien inconsciente se despierte,  dec…

Mis crónicas eurovisivas. Eurovisión de 1986 a 1990

Imagen
Llegamos al año 1986, por aquél entonces representaron a España el grupo Cadillac, con el tema Valentino. Si tengo que decir algo de este tema es que era un tema que no pegaba para Eurovisión, al menos para mi gusto. La canción ganadora era un tema pegadizo, pero tampoco era para lanzar cohetes. La intérprete tenía tan solo trece años, aunque con el maquillaje y todo lo demás aparentase más edad. Eso quizás la favoreció o no, el caso es que al año siguiente cambiaron las normas y decidieron que los concursantes debían tener cumplidos los dieciséis años. Ah se me olvidaba, ganó la cantante belga Sandra Kim y el tema "J´aime la vie".

Año 1987. Palacio del Centenario de Bruselas, Bélgica. Representando a España, Patricia Kraus, con el tema "No estás solo". Lo siento, pero el tema era insufrible a pesar de que Patricia lo defendió bastante bien, pero no era un tema para Eurovisión, ni comercial, ni nada, un pestiño de canción. Tampoco le ayudó el estilismo, ¿Dios mío p…