Entradas

Mostrando entradas de febrero 22, 2015

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

Imagen
NOTA: esta receta se puede hacer con lubina, dorada y  con lisa o mújol. Y se les puede acompañar con patatas, verduras o con lo que mejor gustéis. Si quieres imprimir esta receta está disponible en:https://www.facebook.com/algomasquecuento
Ingredientes (para cuatro personas)4 doradas de 400 g. aprox. -sal para cocinar al horno (suelen ser de dos kilos y se venden en cualquier supermercado). Preparación:
   Colocamos las doradas enteras (con su piel) en una bandeja de horno cuyo fondo esté cubierto de la sal. Un truco para que no tengamos luego que pasarnos mucho tiempo limpiando sería cubrir previamente la bandeja con papel de horno y luego cubrirlo con la sal.    A continuación, cubrimos los pescados con el resto de la sal, pero atentos, tenemos que dejar el ojo del pescado al descubierto, pues cuando el ojo se ponga blanco eso nos indicará que el pescado ya está hecho.


   Una vez que lo tenemos cubiertos, lo entramos en el horno que lo habremos pre-calentado previamente, y lo pondremos a

Noche de insomnio

Imagen
Las 5.00 h de la madrugada y sin poder conciliar el sueño. Aún noto algo congestionada la nariz, a pesar de haber superado la gripe días atrás. De improviso, siento un portazo en la quietud de la noche, es el vecino de al lado que inicia su jornada laboral. Tras dar una ligera cabezada, el ruido del ascensor vuelve a sacarme de mi adormecimiento, la panadera acaba de dejar la bolsa del pan en la puerta de la vecina del 2ºC. Tras bajar a toda prisa por la escalera deja cerrar de un portazo la puerta principal. En ese momento me acuerdo de toda su extensa familia y, tras tranquilizarme del sobresalto, me vuelvo a acomodar en la cama. De nuevo todo en silencio, el cuerpo y mi mente empiezan a abandonarse a un estado de semivigilia cuando el ruido del motor de un coche me hacen abrir los ojos de nuevo, es el hijo del vecino del 1º A que trabaja de Dj en una discoteca y que acaba de llegar del trabajo. Para no variar, y no ser menos que los anteriores, cierra la puerta de su coche de un por…