Entradas

Mostrando entradas de junio 7, 2015

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

Imagen
NOTA: esta receta se puede hacer con lubina, dorada y  con lisa o mújol. Y se les puede acompañar con patatas, verduras o con lo que mejor gustéis. Si quieres imprimir esta receta está disponible en:https://www.facebook.com/algomasquecuento
Ingredientes (para cuatro personas)4 doradas de 400 g. aprox. -sal para cocinar al horno (suelen ser de dos kilos y se venden en cualquier supermercado). Preparación:
   Colocamos las doradas enteras (con su piel) en una bandeja de horno cuyo fondo esté cubierto de la sal. Un truco para que no tengamos luego que pasarnos mucho tiempo limpiando sería cubrir previamente la bandeja con papel de horno y luego cubrirlo con la sal.    A continuación, cubrimos los pescados con el resto de la sal, pero atentos, tenemos que dejar el ojo del pescado al descubierto, pues cuando el ojo se ponga blanco eso nos indicará que el pescado ya está hecho.


   Una vez que lo tenemos cubiertos, lo entramos en el horno que lo habremos pre-calentado previamente, y lo pondremos a

Diario de una maldita poeta

Imagen
Era demasiado joven cuando la fama tocó mis alas, y yo me acuné en sus brazos. Me sentía como una alpinista en la cima del mundo. ¡Era tan excitante! Solo tenía veinte años y ya era superventas, una promesa decían. Una legión de seguidores, adolescente y no tan adolescentes me seguían en todas las redes sociales, bastaba que escribiera una frase, una simple frase por banal que fuese, como un chasquido de dedos, al cabo de segundos se convertía en viral. No podía creerlo.      Pronto empezaron a reclamarme en algunos sitios de culto a la poesía, me sentía tan halagada que no podía negarme. Era tan gratificante ver como se llenaban hasta arriba tan solo para escucharme, que quería repetir una y otra vez. Tras el recital, venían las fotos con mis admiradores y las copas, era maravilloso sentirse tan querida. Pero…todo siempre tiene un pero, mi juventud y ese deseo de vivir intensamente me iban a deparar experiencias no tan buenas, aunque en ese momento yo no las detectase.      Empecé a co…