Entradas

Mostrando entradas de junio 7, 2015

¿Síndrome postvacacional?

Imagen
Publicado por Domingo Descanso para Crónicas de Villatortas del Sordete.es

Tras las vacaciones nos toca reincorporarnos a la rutina de nuestro trabajo. Hay quien etiqueta a la readaptación a los horarios de trabajo  como de depresión o síndrome postvacacional, aunque yo diría que más bien habría que hablar de un problema de capacidad de adaptación y que afecta de forma diferente a cada persona en la medida de la satisfacción personal que cada uno tiene en su puesto de trabajo.    En esa readaptación me encuentro yo en estos días.  Después de una semana preparando la mudanza a un nuevo piso, ahora toca dejar de trasnochar y de levantarse a las tantas para comer a la hora que me apetezca. No queda más remedio que acostumbrarse de nuevo al horario de trabajo, aunque de momento llegues en plan sonámbulo hasta tu silla en la oficina y después te pongas en plan cerebro de besugo mirando a la pantalla durante unos minutos hasta que el inconsciente, que está bien inconsciente se despierte,  dec…

Diario de una maldita poeta

Imagen
Era demasiado joven cuando la fama tocó mis alas, y yo me acuné en sus brazos. Me sentía como una alpinista en la cima del mundo. ¡Era tan excitante! Solo tenía veinte años y ya era superventas, una promesa decían. Una legión de seguidores, adolescente y no tan adolescentes me seguían en todas las redes sociales, bastaba que escribiera una frase, una simple frase por banal que fuese, como un chasquido de dedos, al cabo de segundos se convertía en viral. No podía creerlo.      Pronto empezaron a reclamarme en algunos sitios de culto a la poesía, me sentía tan halagada que no podía negarme. Era tan gratificante ver como se llenaban hasta arriba tan solo para escucharme, que quería repetir una y otra vez. Tras el recital, venían las fotos con mis admiradores y las copas, era maravilloso sentirse tan querida. Pero…todo siempre tiene un pero, mi juventud y ese deseo de vivir intensamente me iban a deparar experiencias no tan buenas, aunque en ese momento yo no las detectase.      Empecé a co…