Entradas

Mostrando entradas de julio 26, 2015

¿Síndrome postvacacional?

Imagen
Publicado por Domingo Descanso para Crónicas de Villatortas del Sordete.es

Tras las vacaciones nos toca reincorporarnos a la rutina de nuestro trabajo. Hay quien etiqueta a la readaptación a los horarios de trabajo  como de depresión o síndrome postvacacional, aunque yo diría que más bien habría que hablar de un problema de capacidad de adaptación y que afecta de forma diferente a cada persona en la medida de la satisfacción personal que cada uno tiene en su puesto de trabajo.    En esa readaptación me encuentro yo en estos días.  Después de una semana preparando la mudanza a un nuevo piso, ahora toca dejar de trasnochar y de levantarse a las tantas para comer a la hora que me apetezca. No queda más remedio que acostumbrarse de nuevo al horario de trabajo, aunque de momento llegues en plan sonámbulo hasta tu silla en la oficina y después te pongas en plan cerebro de besugo mirando a la pantalla durante unos minutos hasta que el inconsciente, que está bien inconsciente se despierte,  dec…

Un día de playa cualquiera (II).

Imagen
Publicado por Domingo Descanso para Crónicas de Villatortas del Sordete.es

    Como lo prometido es deuda, hoy vamos a hablar de otro tipo de playa. Me refiero a ese tipo de playa supuestamente tranquila en la que la tónica dominante son las familias que buscan pasar un día pacífico y agradable a la orilla del mar.

   Dado que tu experiencia ha sido horrorosa, optas por salir huyendo de aquella playa como alma que lleva al diablo, y vas y te trasladas a otro lugar del que te han hablado maravillas.

   Llegas al paraíso soñado y decides por si acaso levantarte temprano. Por aquello de que hombre prevenido vale por dos. 


 Llegas a la playa y no puedes creerlo solo hay dos o tres sombrillas desperdigadas por toooda la playa. Eliges estratégicamente el sitio y clavas tu sombrilla más feliz que una perdiz.

Te das un baño que a esas horas es lo más relajante que puedas imaginar y te sientes zen total hasta que llega otro bañista, que mira tú por dónde decide que el mejor sitio es al lado tuyo, a…