Entradas

Mostrando entradas de abril 17, 2016

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

Imagen
NOTA: esta receta se puede hacer con lubina, dorada y  con lisa o mújol. Y se les puede acompañar con patatas, verduras o con lo que mejor gustéis. Si quieres imprimir esta receta está disponible en:https://www.facebook.com/algomasquecuento
Ingredientes (para cuatro personas)4 doradas de 400 g. aprox. -sal para cocinar al horno (suelen ser de dos kilos y se venden en cualquier supermercado). Preparación:
   Colocamos las doradas enteras (con su piel) en una bandeja de horno cuyo fondo esté cubierto de la sal. Un truco para que no tengamos luego que pasarnos mucho tiempo limpiando sería cubrir previamente la bandeja con papel de horno y luego cubrirlo con la sal.    A continuación, cubrimos los pescados con el resto de la sal, pero atentos, tenemos que dejar el ojo del pescado al descubierto, pues cuando el ojo se ponga blanco eso nos indicará que el pescado ya está hecho.


   Una vez que lo tenemos cubiertos, lo entramos en el horno que lo habremos pre-calentado previamente, y lo pondremos a

Diálogo entre suicidas

Imagen
- Vaciar la mente y saltar, dejar la vida pasar en caída libre y abandonarlo todo. Un golpe contra el agua y los pulmones se irán llenando de la negrura que ahogará poco a poco a los problemas para hacerlos desaparecer. ¿Eso es lo que busca?
-Si cree que me va a convencer de que desista con esa extraña perorata se equivoca. -No, no trato de hacerlo. Yo también lo intenté, pero no tuve la suficiente inconsciencia para seguir adelante. ¿Ve estas vendas en mis muñecas? Lo intenté el lunes. Hoy es miércoles, tampoco hace tanto.  -¿Y a mí qué? -¿Sabe qué pienso? que es usted un cobarde. Sí, no me mire con esa cara. ¿Tiene usted mujer, hijos? -¡Déjeme en paz y márchese! Sí tengo mujer y dos hijos. Una hipoteca y una deuda enorme que no podré pagar en toda mi vida.  -Además de cobarde es usted un egoísta y un mal padre. -Oiga, se está pasando. ¿A que le cruzo la cara a hostias? -Ah, que no le gusta que le digan la verdad en su cara. ¿Acaso cree que su muerte soluciona el problema? No amigo, el probl…