Entradas

Mostrando entradas de mayo 22, 2016

¿Síndrome postvacacional?

Imagen
Publicado por Domingo Descanso para Crónicas de Villatortas del Sordete.es

Tras las vacaciones nos toca reincorporarnos a la rutina de nuestro trabajo. Hay quien etiqueta a la readaptación a los horarios de trabajo  como de depresión o síndrome postvacacional, aunque yo diría que más bien habría que hablar de un problema de capacidad de adaptación y que afecta de forma diferente a cada persona en la medida de la satisfacción personal que cada uno tiene en su puesto de trabajo.    En esa readaptación me encuentro yo en estos días.  Después de una semana preparando la mudanza a un nuevo piso, ahora toca dejar de trasnochar y de levantarse a las tantas para comer a la hora que me apetezca. No queda más remedio que acostumbrarse de nuevo al horario de trabajo, aunque de momento llegues en plan sonámbulo hasta tu silla en la oficina y después te pongas en plan cerebro de besugo mirando a la pantalla durante unos minutos hasta que el inconsciente, que está bien inconsciente se despierte,  dec…

Operación ¡michelines fuera!

Imagen
Publicado por Domingo Descanso para Crónicas de Villatortas del Sordete.es


El verano está a la vuelta de la esquina y, como cada año, parece ineludible la ardua tarea de rebajar esos kilitos de más que hemos ido acumulando en ciertas partes de nuestro cuerpo. Se suele etiquetar  a esa batalla contra esos los kilos de más como operación bikini, como si la lucha por lucir una buena figura de cara al verano fuese una preocupación exclusiva de las mujeres; todo lo contrario, los hombres también estamos en el mismo frente, así que no me parece lógico llamar a esta batalla como de operación bikini, entre otras cosas porque no me veo yo con bikini en la playa, así que mi propuesta es llamarle “operación michelines fuera” que no hace distinciones entre ambos sexos.  ¿Qué me dicen?

Lo primero que hacemos para luchar contra los michelines es acudir al gimnasio como si nos fuera la vida en ello. Y como hay oferta de suscripciones a bajo precio allí que vamos todos como desesperados, pero no creas …