Entradas

Mostrando entradas de julio 17, 2016

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

Imagen
NOTA: esta receta se puede hacer con lubina, dorada y  con lisa o mújol. Y se les puede acompañar con patatas, verduras o con lo que mejor gustéis. Si quieres imprimir esta receta está disponible en:https://www.facebook.com/algomasquecuento
Ingredientes (para cuatro personas)4 doradas de 400 g. aprox. -sal para cocinar al horno (suelen ser de dos kilos y se venden en cualquier supermercado). Preparación:
   Colocamos las doradas enteras (con su piel) en una bandeja de horno cuyo fondo esté cubierto de la sal. Un truco para que no tengamos luego que pasarnos mucho tiempo limpiando sería cubrir previamente la bandeja con papel de horno y luego cubrirlo con la sal.    A continuación, cubrimos los pescados con el resto de la sal, pero atentos, tenemos que dejar el ojo del pescado al descubierto, pues cuando el ojo se ponga blanco eso nos indicará que el pescado ya está hecho.


   Una vez que lo tenemos cubiertos, lo entramos en el horno que lo habremos pre-calentado previamente, y lo pondremos a

Vacaciones en Verona (Italia)

Imagen
Publicado por Domingo Descanso para Crónicas de Villatortas del Sordete.es
Este año decidimos cambiar la playa por un viaje romántico y escogimos Verona, la ciudad de Julieta. Nos alojamos en un hotel muy céntrico, con vistas a la Piazza delle Erbe, antiguo foro de la ciudad romana.  En el mismo hotel se alojaban un grupo de españoles, entre ellos una simpática pareja de unos setenta años.  Esa misma noche acudimos a la representación de la ópera “Carmen” en el anfiteatro romano de la ciudad. Nunca me lo había pasado tan bien, y eso que la ópera no es lo mío, pero Chris se empeñó y al final me encantó la experiencia. Y es que no es lo mismo asistir en directo y en un escenario tan especial que verlo en la televisión aburrido desde el sofá de tu casa.  A la mañana siguiente nos despertamos temprano y nos fuimos a desayunar al famoso café Filippini, donde coincidimos con el grupo de españoles que se alojaban en nuestro hotel. Por lo que pude escuchar parece que nos habíamos puesto de acue…