¿Síndrome postvacacional?

Imagen
Publicado por Domingo Descanso para Crónicas de Villatortas del Sordete.es

Tras las vacaciones nos toca reincorporarnos a la rutina de nuestro trabajo. Hay quien etiqueta a la readaptación a los horarios de trabajo  como de depresión o síndrome postvacacional, aunque yo diría que más bien habría que hablar de un problema de capacidad de adaptación y que afecta de forma diferente a cada persona en la medida de la satisfacción personal que cada uno tiene en su puesto de trabajo.    En esa readaptación me encuentro yo en estos días.  Después de una semana preparando la mudanza a un nuevo piso, ahora toca dejar de trasnochar y de levantarse a las tantas para comer a la hora que me apetezca. No queda más remedio que acostumbrarse de nuevo al horario de trabajo, aunque de momento llegues en plan sonámbulo hasta tu silla en la oficina y después te pongas en plan cerebro de besugo mirando a la pantalla durante unos minutos hasta que el inconsciente, que está bien inconsciente se despierte,  dec…

¿Objetivo Eurovisión?


¿En serio? pues yo pensé que estaba viendo Objetivo Sony Music Spain colocando a su pupilo Manel Navarro por todo el morro. Con lo bien que estaba yo disfrutando del Melodifestivalen con mi mujer, esos sí que saben organizar eventos musicales, lo de aquí es otra historia. Comparando lo que hace ahora TVE con los programas musicales que hacía antaño con menos medios, los de ahora son una cutrez y de la gorda. La realización, el sonido y todo en general es cuando menos mejorable y mucho. Ya podían aprender en todos los sentidos de los países del entorno. Pero no, aquí no están por la labor. Lo malo es que les da igual.

Después de ver que desde hace un mes aproximadamente cierto miembro del jurado, un tal Xavi Martínez, locutor de los 40 principales tuviese la poca delicadeza de mostrar sin reservas su preferido no me hacía gracia ver lo que podía pasar.




 Pero Chris, mi mujer, se empeñó en verlo. Nuestros amigos de Suecia, entre ellos la familia de Chris, también decidieron ver aquello, por decir algo. Porque viendo que cierto miembro del jurado, que debía ser imparcial, estaba faltando a las reglas del juego limpio ganas no tenían ninguna. ¡Qué bonita la imparcialidad!



 Tampoco estaba jugando limpio la propia cadena responsable de este evento,  porque entiendo yo que una vez que conoces que uno de los jueces está apoyando abiertamente a un candidato contraviniendo las reglas del juego debería haber sido descalificado. Y no lo hizo, convirtiéndose así en cómplice de tamaño pucherazo. Supongo que algún interés hay en enviar a este chico. Claro cuando en las votaciones este miembro del jurado le otorgaba la puntuación mínima a la candidata favorita en todos los sondeos, Mirela, se empezó a ver lo que iba a venir después. Mi mujer se puso de los nervios al ver que lo que yo le decía era verdad y al otro lado de la pantalla, en el norte de Europa, nuestros amigos suecos no salían de su asombro. Normal, estaba cantado: das la puntuación mínima a la que estorba y luego como estaba pensado y así te aseguras la victoria de tu pupilo, porque este tipo de argucias se preparan así, ya que hubo un cambio de reglas para que si el público aupaba a la favorita, Mirela o LeKlein, que fuese "el jurado" el que finalizara esta farsa. Bueno, pues aquello estalló y empezaron los gritos, insultos y los abucheos. Lo peor fue la agresión a ese miembro del jurado. Considero que ninguna agresión está justificada, si estás en contra de la decisión del jurado lo mejor es impugnarla porque pruebas del pucherazo o tongo hay de sobra. 

Lo cierto es que con este circo se han cargado la carrera de este chico porque no hay peor comienzo que el que tu casa discográfica te haya comprado la victoria en un concurso en contra del deseo del público que es quien te compra los discos. Y el gesto de hacer un corte de mangas ante los abucheos tampoco fue muy digno. Hay que tener educación y nervios de acero. Porque esto no se hace:



El espectáculo fue bochornoso hasta el ridículo. Si yo fuera él habría renunciado en ese momento en favor de la candidata elegida por el público. 
Hasta ahora en caso de empate era el voto del público el que decidía, pues descaradamente ayer eso se cambió. Si querían llevarlo que lo hubieran designado directamente como en otras ocasiones y se hubieran ahorrado el bochorno y la estafa al público y a los demás participantes. 
Vergonzoso y lamentable lo de ayer. Por mi parte este año veré Eurovisión por la señal de la UER o por la de la televisión sueca, a TVE ni agua si no rectifica. Esto merece cuando menos un cese o dimisión de los responsables de semejante esperpento pero ya. Porque esto lo pagamos todos de nuestro bolsillo y no merecemos que nos tomen el pelo de esta manera.

Comentarios

  1. Yo hace tiempo que me borré de estos espectáculos televisivos y la verdad es que no lo vi. Tenía mejores cosas que hacer. Además el Festival de Eurovisión es algo que desde hace ya muchos años no me divierte. Y por si fuera poco presentamos año tras año canciones que sabemos de antemano que no van a tener ninguna posibilidad. Por la ineficacia de las elecciones y por otras muchas causas, entre ellas las del otro día. De cualquier manera y por lo que he leído en tu blog y en otras partes, el espectáculo debió ser lamentable. Un suspenso para TVE que ya cosecha unos cuantos por mi parte, pues este uno más.

    ResponderEliminar
  2. Fue lamentable, un espectáculo vergonzoso. Los responsables de lo que se refiere al Festival hace años que se dedican a boicotear a los propios candidatos, por si acaso gana España, que los envía para no sé qué porque si no quieren ganar ¿para qué diablos embarcan a nadie? y lo grave es que además cada año nos cuesta un dinero. Osea que no solo han estafado a los candidatos a la selección si no al resto de los españoles que pagamos esto vía impuestos. Si se va, se va a ganar que en eso los suecos hasta le sacan beneficios todas las veces que lo han celebrado, esos sí que son listos. En las redes sociales hay una liada que ni te imaginas, pidiendo la dimisión de los dos responsables del área del Festival de Eurovisión, una tal Toñi Prieto y un tal Federico Llano que llevan años haciendo lo que les da la gana y este año ya ha sido descarado. Pero aquí al igual que los políticos no dimite nadie.
    A mí me da envidia de otros países que viven la música y todo esto de otra forma, con más ilusión y mandan cosas con más gusto. Lo negativo de esto es luego el politiqueo, cuando debería ser un festival de música serio e imparcial. Pero eso está a años luz. Espero que o bien dimitan estos dos personajes o bien los cesen y pongan a personas competentes en la materia y que se lo tomen más en serio y no jueguen con la ilusión de los artistas que quieren participar y lo hagan limpiamente. No es mucho pedir, creo yo. De momento como bien dices TVE tiene más que un suspenso un muy deficiente, o en lenguaje eurovisivo "cero points".

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

El chiste de la pirámide y la guardia civil

Me está mirando IX