Entradas

Mostrando entradas de agosto 13, 2017

Doradas a la sal y salsas para acompañar a las doradas

Imagen
NOTA: esta receta se puede hacer con lubina, dorada y  con lisa o mújol. Y se les puede acompañar con patatas, verduras o con lo que mejor gustéis. Si quieres imprimir esta receta está disponible en:https://www.facebook.com/algomasquecuento
Ingredientes (para cuatro personas)4 doradas de 400 g. aprox. -sal para cocinar al horno (suelen ser de dos kilos y se venden en cualquier supermercado). Preparación:
   Colocamos las doradas enteras (con su piel) en una bandeja de horno cuyo fondo esté cubierto de la sal. Un truco para que no tengamos luego que pasarnos mucho tiempo limpiando sería cubrir previamente la bandeja con papel de horno y luego cubrirlo con la sal.    A continuación, cubrimos los pescados con el resto de la sal, pero atentos, tenemos que dejar el ojo del pescado al descubierto, pues cuando el ojo se ponga blanco eso nos indicará que el pescado ya está hecho.


   Una vez que lo tenemos cubiertos, lo entramos en el horno que lo habremos pre-calentado previamente, y lo pondremos a

¡Me está mirando! (IV)

Imagen
El inspector Hoffs repiqueteaba nervioso con los dedos la mesa de su despacho, esperaba la llegada del Dr. Marcus, el director del Hospital Psiquiátrico J. Svenson. Sobre la mesa de oficina, el ordenador parpadeando y el sobre con el informe de los resultados de la autopsia del Sr. Martin. 
Al cabo de diez minutos interminables, el doctor Marcus, apareció escoltado del oficial Smith y del agente Anderson; los tres habían sido citados horas antes por el inspector. Tras las presentaciones de rigor, el inspector procedió a leer el informe y las conclusiones. El informe forense no dejaba lugar a dudas: James Martin de 60 años de edad y natural de Massachusetts, había sido asesinado con un arma cortante, que con total seguridad podría ser instrumental quirúrgico y, por lo tanto, sería muy fácil para el asesino borrar las huellas de sangre sin dejar rastro y ocultarla; eso explicaría que no hallaran el arma homicida en el lugar del crimen. El asesino o asesina había tomado la precaución de e…